Páginas

domingo, 26 de abril de 2020

Luis León: "Proclamación del dominio de la República Argentina de recursos naturales del Atlántico Sur" (14 de febrero de 1985)

Proyecto de comunicación

El Senado de la Nación

Vería con agrado que el Poder Ejecutivo nacional, como órgano de las relaciones internacionales, proclamase ante la comunidad internacional que los hidrocarburos existentes en las islas Malvinas pertenecen al dominio público nacional en virtud de hallarse en territorio argentino aunque circunstancialmente dicha porción insular del mismo se encuentre ilegítimamente ocupada por una potencia extranjera, y por lo tanto resultará nula de nulidad absoluta cualquier licencia de exploración o explotación que otorgue el Reino Unido de Gran Bretaña e Irlanda del Norte, así como que ningún hecho consumado o acto administrativo cumplido bajo la autoridad de dicho país podrá ser invocado como derecho adquirido frente a la República Argentina cuando las islas Malvinas se reintegren al territorio nacional.

Asimismo, vería con agrado que el Poder Ejecutivo nacional también proclamase que pertenecen al dominio inalienable de la República los hidrocarburos y todos los recursos naturales de la plataforma continental y zócalo del océano Atlántico hasta donde la Argentina determine que puede explotarlos incluyendo dentro de la jurisdicción de nuestro país la denominada cuenca de las Malvinas y el llamado banco de Rurdwood.

Asimismo estima este Senado nacional la importancia de evaluar con especial espíritu nacional si no ha llegado el momento de expropiar o confiscar los bienes de origen inglés que existen a la luz o disfrazados en la Argentina.

Luis A. León.

FUNDAMENTOS

Señor presidente:

En noviembre de 1974 presenté un proyecto de comunicación (Diario de Sesiones, página 2934, del 10 de diciembre de 1974), acompañado por las firmas del ex senador Raúl Zarrielo y del actual presidente de la Honorable Cámara de Diputados, entonces senador doctor Juan Carlos Pugliese, orientado a refirmar nuestra soberanía en las islas Malvinas y a la necesidad de custodiar nuestros recursos naturales, y fundamentalmente nuestras reservas de hidrocarburos en la zona del archipiélago.

En esa época el informe Shackleton y publicaciones europeas y norteamericanas comentaban la posibilidad de concesiones de exploración y explotación petrolíferas a empresas transnacionales, repartiendo así el botín de todas las violaciones.

Hoy se vuelve al anuncio y se repite la posibilidad de aquella inmoral actitud del colonialismo subsistente.

A la usurpación se agrega el robo de nuestras riquezas no renovables.

Frente a esta nueva agresión a nuestra patria, que ofende a la América latina toda, al sentido ético de la convivencia de los pueblos, vulnera el espíritu de las Naciones Unidas y viola el concepto de seguridad hemisférica, postulo también la idea de definir que ha llegado el momento de actuar nacionalmente contra los bienes de origen inglés que actúan "a la luz o disfrazados" en nuestro país.

Si los ingleses nos piratean el petróleo no podemos dejar de actuar con altivez. Llegó la hora de abandonar el campo declarativo y no hacer de nuestra soberanía un flan.

Los héroes de nuestras luchas emancipadoras y las tumbas de Malvinas nos imponen conductas de intransigente dignidad.

Luis A. León.


—A las comisiones de Relaciones Exteriores y Culto y de Combustibles.









Fuente: Proclamación ante la comunidad internacional del dominio de la República Argentina de recursos naturales del Atlántico Sur. — Proyecto de comunicación del señor senador León al Honorable Senado de la Nación el  14 de febrero de 1985.

No hay comentarios:

Publicar un comentario