Páginas

jueves, 13 de febrero de 2020

Enrique García: "Los que manejan la UCR no representan a nadie" (26 de junio de 2006)

Después de 19 años como intendente del municipio bonaerense de Vicente López y medio siglo de militancia en la Unión Cívica Radical (UCR), Enrique García siente que está de vuelta.

El "japonés", como lo llaman todos, no duda en ubicarse entre los que "cumplieron un ciclo" en la política, pero en el mismo lugar coloca a los radicales y duhaldistas que apoyan la eventual candidatura presidencial del ex ministro de Economía Roberto Lavagna.

En diálogo con LA NACION, recién llegado de España, adonde viajó en la comitiva del presidente Néstor Kirchner, el intendente del último bastión de la UCR en el conurbano dijo que "los que manejan el partido no tienen un voto y no representan a nadie" y los acusó de usar "procedimientos dictatoriales", en vez de otorgar libertad de alianzas a cada distrito.

Miembro del grupo de gobernadores e intendentes radicales que hace un mes aceptó discutir el armado de una concertación con el Gobierno, dejó para 2007 una pronunciación definitiva sobre el tema, pero les hizo una advertencia a aquellos correligionarios que el jueves último se reunieron en Buenos Aires para debatir su próxima estrategia electoral.

"Primero dejen sus cargos en el Gobierno y después hablamos", sugirió.

-¿Cuál es su balance del viaje que hizo con el presidente Kirchner a España?

-Realmente muy bueno. Hubo reuniones en el Congreso, con los empresarios, el presidente, el rey. Fue un viaje muy completo. Estuve en todas las reuniones y fue para mí una gran satisfacción.

-¿Habló con Kirchner sobre la concertación que propuso el 25 de mayo?

-Yo vine [a España] por mi función institucional exclusivamente. El Presidente tiene conmigo un muy buen trato, pero yo tuve buen trato con los cinco presidentes que me tocaron. Con Kirchner hablamos de temas de mi gestión, como el plan urbanístico de la costa.

-¿Y de política qué hablaron con Kirchner?

-No se habló nada. Yo sólo conté mi opinión. Hoy en la UCR algunos quieren una concertación con Lavagna, con sectores del duhaldismo. El partido debe tomar una decisión y la respeto, pero hay gente que no está de acuerdo con eso. Algunos quieren ir con el socialismo, otros solos, otros con el Presidente, y si no se toma la determinación adecuada va a ser muy difícil.

-¿Qué opina de una eventual candidatura del ex ministro Lavagna?

-Hay gente que busca acuerdos políticos que están terminados, en vez de alternativas para el futuro. Yo no me despego de lo que pasó, soy parte de lo de antes, pertenezco a un grupo que ha cumplido un ciclo. Pero lo que importa es probar otras alternativas y que la UCR elija lo mejor para 2007. Si hacen bien las cosas hay futuro, si se hacen mal el partido va a entrar en una situación terminal.

-¿Lo dice por la reunión del comité federal del radicalismo del jueves pasado?

-No tengo información sobre eso. Yo respeto tanto a los que quieren hacer una concertación con Kirchner como con Lavagna, pero deben entender que hay otros que no quieren eso. Es un debate muy complicado y difícil. Pero no coincido en tomar una determinación como dice Iglesias (Roberto, titular de la UCR): hacer un acuerdo y expulsar al resto. Así el partido se va a romper en 20 partes.

-¿Usted va a integrar una concertación con el Gobierno?

-Yo quiero terminar mi mandato y en 2007 voy a dar mi definición. A lo único a lo que aspiro es a que la Unión Cívica Radical sea coherente, porque en el 99 muchos no querían una alianza con el Frepaso y se hizo igual. Entonces, si hay alianzas, que haya libertad, que cada distrito tenga decisión interna y no se deje llevar por cuatro dirigentes.

-¿No sería un poco anárquico que cada distrito elija lo que quiera para las próximas elecciones?

-Pero hay distritos que no comparten para nada lo que se va a hacer, rechazan el procedimiento dictatorial que existe ahora.

Los que manejan el partido no tienen un voto y no representan a nadie. Tienen que hacer lo indispensable para que el partido se una.

-¿Qué les respondería a los dirigentes que acusan a los radicales kirchneristas de "venderse" al Gobierno?

-Que se queden tranquilos, que yo no vine con el Presidente para arreglar cargos ni problemas personales. Y les dejo un mensaje: que los radicales que critican dejen primero los cargos en el Gobierno que siguen teniendo.

-¿Por quiénes lo dice?

-No puedo dar nombres, pero hay segundas líneas en el PAMI, en las AFJP, en distintas reparticiones. Que renuncien y después hablamos.






Fuente: “García: "Los que manejan la UCR no representan a nadie" entrevista realizada por Laura Capriata para La Nación del 26 de junio de 2006.

No hay comentarios:

Publicar un comentario