Páginas

martes, 21 de enero de 2020

La Palabra: "Porque apoya el Radicalismo Lencinista la candidatura del Cnel. Juan Domingo Perón” (12 de febrero de 1946)

Cuando en la Convención de la Unión Cívica Radical Lencinista se fundó la moción de que los electores a Presidente de la Republica votasen por el coronel Perón, se hizo extensamente por el convencional que tuvo a su cargo tal honor. Dijo el mismo que razones de índole moral, de solidaridad social y política, obligaban ese pronunciamiento.

En efecto, expresó, habiéndose formado un conglomerado dispuesto a apoyar una formula compuesta exclusivamente por elementos del radicalismo yrigoyenista, el lencinismo no puede sino ir contra ella por representar el continuismo de una acción que mereció en 1930 el repudio del pueblo y el ejército en una revolución de eminente cariz democrático. Hizo una breve enumeración de los hechos más salientes y sus consecuencias, consumados por el yrigoyenismo en todo el país. Las intervenciones de San Juan y Mendoza, la prostitución de la justicia argentina, los fraudes electorales, los vergonzosos negociados y el allanamiento de las autonomías provinciales, a mas de otros conocidos, son suficientes para que el lencinismo impusiese un interdicto a la mencionada formula. Ese interdicto se mantiene firmemente, máxima cuando el ultimo párrafo del orador fue subrayado con una gran ovación; y es que en el se mencionó la masacre de obreros en los territorios nacionales por la gendarmería yrigoyenista y el asesinato alevoso del fue “alma mater” de la agrupación que actuaba en la convención por intermedio de un caracterizado miembro de la misma; el doctor Carlos Washington Lencinas. Esa es la causa de índole moral. Las otras dos vinculadas estrechamente es la social y la política como hemos dicho. Social porque el coronel Perón, desde la Secretaria de Trabajo y Previsión, y por las promesas vertidas en sus conferencias publicas, demuestra ser un continuador de la obra iniciada en Mendoza hace 40 años por el ex gobernador Dr. José Néstor Lencinas y proseguida por su primogénito, también ex gobernador. El radicalismo lencinista comprendió que debía unir sus esfuerzos al del nuevo paladín popular para que tanto en el orden nacional como en el provincial, la gran masa que vive casi huérfana de la protección del Estado obtuviese los beneficios morales y materiales a que tiene derecho. Si, lo obtuviese en el orden nacional y lo recuperase en el provincial, puesto que Mendoza fue la única provincia donde se inició la sanción de leyes que afectaban y afectan exclusivamente a las abejas laboriosas de la colectividad. Y en cuanto a la razón política, ligada estrecha e íntimamente a la social, no podía el radicalismo lencinista entrar en combinación alguna ni siquiera parlamentar con quienes robaron a millares libretas de enrolamiento, se secuestraron a los dirigentes de la oposición con falsos procesos, deportaron a muchos de ellos y hasta los asesinaron. No podía hacerlo porque el radicalismo yrigoyenista, llámese Comité Nacional o Junta Reorganizadora es ese partido que así desconoció los imperativos de la Constitución y las leyes, convirtiendo al país en algo imposible de narrar serenamente. Y en lo que concierne a otro, el Demócrata Nacional, una revolución arrasó con él por los reiterados actos de delincuencia colectiva entre los que se destacaron los repetidos fraudes electorales, los asesinatos políticos, los descomunales “affaires” y los más repugnantes hechos de una justicia que sustituyó la toga por la librea.

Estas razones llevó al radicalismo lencinista a apoyar la candidatura del coronel Perón. Y la sigue apoyando. No hemos hecho pacto comercial con el mismo.

Con generosidad criolla, con espontaneidad, le hemos ofrecido nuestros electores. Mantenemos firme nuestra decisión. Y en las asambleas publicas, abarrotadas de obreros, lo gritaremos a pulmón abierto.

No ofrecemos votos, que es decir nuestra progenitura, por el bíblico plato de lentejas…



"No hay operación comercial. Si, solo una coincidencia de sentimientos sociales y repugnancia politica"



Fuente: “Porque apoya el Radicalismo Lencinista la candidatura del Cnel. Juan Domingo Perón” en Diario La Palabra Año XXIX, N° 10021, del 12 de febrero de 1946.

1 comentario: