Páginas

domingo, 5 de enero de 2020

Florentina Gómez Miranda: "Homenaje a Eva Perón" (9 de mayo de 1984)

Sra. Gómez Miranda: Señor presidente, señoras y señores diputados: en esta maravillosa aventura que es la vida se dan circunstancias que ni la imaginación más fructífera seria capaz de sonar. ¿Quien me iba a decir que yo, que desde mi ignorado puesto de maestra combatí con todas las fuerzas de mi espíritu a Eva Perón cuando estaba en la plenitud de su juventud y en el apogeo de su poder político, quien me iba a decir que yo, en el año 1984, desde esta, mi banca de diputada de la Nación -que de alguna manera se la debo a ella-... (Aplausos)..., en nombre de la Unión Cívica Radical y en el mío propio rendiría este sincero y -por que no decirlo- emocionado homenaje? (Aplausos.)

Eva Perón irrumpió en el panorama político argentino con la fuerza de un meteoro que cruza el universo sin mas bagaje que su inmensa sed de justicia y su voluntad sin freno por restañar heridas, paliar dolores y conjugar lagrimas a cualquier precio, porque en muchos momentos acorralo derechos, conquistando al mismo tiempo odios y difamación.

Eva Perón tenía ese fuego sagrado que solo los predestinados poseen. Era una autentica exponente del pueblo. Por eso encendió pasiones incontroladas.

Muchos la veneraron con delirio y otros hicieron de sus errores el fundamento de su odio.

Eva Perón poseía una singular belleza, una fuerza irresistible de atracción y una voluntad para el trabajo que estaba en relación inversa con la fragilidad de su figura.

Eva Perón nos enseñó que para comprender al pueblo, para sentirlo y para interpretarlo no se necesitan títulos académicos, no se necesitan títulos universitarios, ni siquiera estudios especiales; basta con haber tenido que sentir la injusticia y no olvidarla. (¡Muy bien! Aplausos.) Basta con haber vivido el dolor y mantener el corazón abierto; por eso su pueblo peronista la venera y por eso yo la comprendo y respeto. (Aplausos.)

El país vive momentos muy difíciles. Por eso no quiero terminar este breve pero sentido homenaje sin formular un deseo que es mas bien una esperanza: que la figura de Eva Perón cuya vida, obra y sacrificio ya valoramos en su verdadera medida, sea el lazo de unión para estas mayorías populares y sirva para que todos juntos -como dice nuestro presidente Alfonsín- y unidos a todas las demás expresiones del pueblo, podamos de una vez por todas iniciar el camino de la conciliación, de la paz y del trabajo que con tanta urgencia La patria nos reclama. (Aplausos prolongados. Varios señores diputados rodean y felicitan a la oradora.)











Fuente: “Homenaje a Eva Perón” de la diputada Florentina Gómez Miranda Cámara de Diputados. Diario de Sesiones, 9 de mayo de 1984- Tomo I, 1984, p. 418.

No hay comentarios:

Publicar un comentario