Páginas

sábado, 27 de abril de 2019

Prof. César Arredondo: "La expulsión de Fernando de la Rúa de la UCR" (18 de febrero de 2002)


La Unión Cívica Radical, partido más que centenario, se encuentra hoy ante la alternativa de renovarse o desaparecer, y renovarse significa cambiar, y cambiar en consecuencia es mostrar, y presentar a la sociedad otros dirigentes diferentes a los conocidos, muchos de ellos gastados, y fracasados en su actuación de los últimos 20 años. Además es necesario debatir ideas y propuestas para entender y dar solución a los problemas de la Argentina actual.

Un partido moderno debe capacitar a sus militantes, y democratizar su funcionamiento interno, y no esperar que los "popes" se reúnan como en el caso de la provincia de Buenos Aires para ver como siguen consolidando un radicalismo perdedor.

Hoy se trata de tapar esta realidad promoviendo la expulsión del Dr. Fernando de la Rúa, y la pregunta es si los que promueven este acto no deberían irse ellos del radicalismo, muchos de los cuales en vez de servir, se han servido.

La separación del Dr. De la Rúa no debe convertirse en la coartada de un grupo de mediocres que en 20 años no han aportado nada en beneficio del pueblo argentino. Al menos De la Rúa, y no soy simpatizante de su figura, fue a partir de 1995 el único que arrimaba la posibilidad de triunfo al radicalismo, y muchos de los que hoy piden su expulsión se ubicaron bajo sus paraguas protector y formaron parte de su gobierno.










Fuente: "La expulsión de Fernando de la Rúa de la UCR" por el Prof. César Arredondo en Cartas de Lectores del Diario El Día de La Plata, 18 de Febrero de 2002.

No hay comentarios:

Publicar un comentario