Páginas

lunes, 25 de marzo de 2019

Ricardo Balbín: "Hay que cuidar el partido, el radicalismo es una necesidad" (1958)

Alvear no se engañaba con respecto al proceso, por el contrario tenia seguridad con relación a lo que habría de acontecer. Durante la campana actúo con firmeza y sin descanso. Por momentos sentía la necesidad de escapar un poco, como para poder pensar en alta voz.

Una vez me tocó a mi participar de esos especiales estados de animo. Ocurrió en Paraná, Entre Ríos. Estaban todos sus acompañantes en el hotel. En determinado momento salió de su habitación y al encontrarse en un pasillo me dijo:

“Venga, vamos a salir”

Alguien que lo atendía permanentemente quiso acompañarlo. Se lo impidió. Salimos a la calle y se hizo conducir al parque cargado de belleza y placidez.

Sentados en uno de sus bancos, luego de un breve silencio que aprovecho para contemplar el panorama, comenzó una conversación que mas que eso parecía un monologo;

"Hago esta campana sabiendo muy bien lo que va a pasar. El pueblo una vez más será burlado. El comicio será una trampa mas, igual o peor que las que hemos visto. Conozco mejor que nadie a los responsables. Si hago este esfuerzo es para ustedes, los que seguirán. Yrigoyen tenía razón, lo importante es cuidar esta fuerza, el radicalismo es una necesidad, por eso asumo esta responsabilidad. Nos van a robar la elección, pero lo importante es seguir. Ausente Yrigoyen yo tengo la responsabilidad, por eso hago lo que hago, como el hizo lo que hizo; ¿me entiende?"

Me dijo como gritando, como queriendo que lo supiera y lo guardara para que nadie bajara los brazos. Se levanto. Volvimos al hotel. Aquella conversación la guarde.

Aquella mañana no pasó ni por asomo por mi imaginación, que alguna vez habría de ser candidato a presidente y menos aun que veintiún años después se repitiera la circunstancia. Durante la tarea electoral de 1958 conocí antes que nadie, el pacto de Frondizi con Perón, pero nada dije y seguí, sabiendo o presumiendo el lógico resultado.

Cuando se clausuró la campaña en Plaza Once, mientras hablaba frente a la muchedumbre, mi mente estaba en el parque de Paraná recordando aquello de que "hay que cuidar el partido, el radicalismo es una necesidad para la democracia de los argentinos". La circunstancia se repetía, pero Alvear lo hizo mejor. Creo que sin desearlo ni advertirlo algo interior traiciono mis palabras, o su tono, porque tiempo después supe que un amigo del interior, luego de escuchar por radio el acto de Once, le dijo a quien lo acompañaba en el auto: "La elección esta perdida, yo lo conozco bien a Ricardo". Y así fue.

Pero Alvear tenía razón. Hay que cuidar al partido y en eso estamos, como si nada hubiera pasado, porque el país esta y el radicalismo vive, la democracia no muere, pese a sus reiterados eclipses.









Fuente: "Hay que cuidar el partido, el radicalismo es una necesidad" en Ricardo Balbín: "El libro que no escribió" de Oscar Omar Ferrer, 1997.

No hay comentarios:

Publicar un comentario