Páginas

sábado, 20 de enero de 2018

Ángel Gallardo: "Soy Saénzpeñista" (1910)

Estábamos ya en 1910, que no solamente era el año del Centenario, sino también de elección presidencial. Yo era partidario de la candidatura de Sáenz Peña; me había inscripto en el comité y había contribuido a los gastos electorales aunque con una suma menor de la que pretendía sacarme el tesorero, que era el Dr. Eduardo Peña. Recuerdo que Peña me dijo que habían resuelto anotarme en la lista de los suscriptores de cinco mil pesos, que seria mostrada a Sáenz Peña. Le dije que yo no estaba en condiciones de hacer ese desembolso y que le enviaría lo que pudiera. Creo que fueron mil pesos. Después resulto que Sáenz Pena nunca quiso ver la lista de suscripción, para conservar su libertad de criterio y no sentirse presionado por el monto de las cuotas.

La candidatura Sáenz Peña era poco popular. Los radicales la atacaban ferozmente. Recuerdo que Fernando Saguier me interpeló un día en casa de José Luis, para saber por que yo era partidario de Sáenz Peña. Le conteste que era saénzpeñista porque creía daría al país la libertad electoral. "Si yo creyese tal cosa, también seria saénzpeñista", me dijo Fernando, "pero no lo creo después de todo lo que he visto en política". Lo aplace a reanudar la conversación cuando los hechos se produjeran. Sáenz Peña nos dió su magnifica ley, pero yo tuve el buen gusto de no recordarle nunca a Fernando su escepticismo.

Ahora esta de moda hablar mal de la Ley Sáenz Peña, haciéndola responsable de la elección y reelección de Yrigoyen. Es como si se criticara a una maquina fotográfica porque no saca favorecidas a las personas. La ley es buena y exacta. No tiene la culpa si los modelos son feos y salen fotografías horrorosas.



El Dr. Roque Saenz Peña, Presidente de la Nacion Argentina.






Fuente: “Memorias para mis hijos y nietos” de Ángel Gallardo ex Canciller de la Republica Argentina (1922-1928), El Elefante Blanco, 2003.

No hay comentarios:

Publicar un comentario