Páginas

martes, 6 de junio de 2017

Julio Busaniche: "Declarase monumento nacional el sepulcro que guarda los restos del Dr. Leandro Alem" (26 de julio de 1946)

PROYECTO DE LEY

Art. 1: Declarase monumento nacional el sepulcro que guarda los restos del Doctor Leandro N. Alem, que se encuentra en el cementerio del Norte de la Ciudad de Buenos Aires.

Art. 2: El Poder Ejecutivo tomará las medidas convenientes para su reparación y conservación.

Art. 3: Los gastos que demandará la ejecución de la presente ley, se harán de rentas generales, con imputación a la misma.

JULIO J. BUSANICHE – LUIS DELLEPIANE – RICARDO BALBÍN - NICOLÁS RUBINO SIDNEY - RICARDO E. ARÁOZ

FUNDAMENTOS

Señor Presidente:

El Poder Ejecutivo, a propuesta de la Comisión Nacional de Museos y Monumentos, ha declarado históricos los sepulcros de próceres argentinos consagrados, y de numerosas personalidades políticas, científicas, literarias y sociales, de mayor o menor significado en la vida de la Nación.

Entre estas figuras, no aparece el nombre del Dr. Leandro N. Alem. Imposible parece que la omisión haya sido involuntaria, si se tienen en cuenta el número de personajes honrado con tal distinción. La figura del Dr. Alem personifica el movimiento político de mas pura y genuina esencia popular que haya conmovido al país después de la organización nacional. Y ningún hombre publico argentino supo despertar en su pueblo el sentimiento cívico y la virtud ciudadana como ese patricio ilustre que consagró su vida entera y la sacrificó dolorosamente por la causa de la soberanía popular; esa misma causa que fue la razón de ser de nuestra vida independiente. La Constitución de 1853 consagra los derechos del ciudadano pero estos resultaron no respetados en la practica y así pudo darse el caso de que a mas de treinta años de dictada esa Constitución, el sentido materialista y utilitario de la oligarquía política dueña de todos los poderes creados por el mismo código, amenazara con destruir hasta los últimos gérmenes del civismo argentino. Leandro N. Alem representa la reacción mas noble contra esa tendencia nefasta, y a su apostolado ejemplar, a su vida de renunciamiento y de sacrificio, a su verbo elocuente y sincero, desde la Nación haberse recobrado moralmente en horas de peligro para su dignidad de pueblo libre. 

Alem no concebía la justicia social sin el afianzamiento de los derechos del hombre y sin el libre ejercicio de la ciudadanía. En esto consiste su carácter esencialmente argentino de su apostolado, y por eso la iconografía de la época, le representaba desplegando con amplio ademán la bandera de la patria.

A esta figura prócer se ha omitido en un homenaje que incluye a muchas personalidades respetables pero que aparecerán pálidas y mediocres junto a la vigorosa figura del tribuno de las reivindicaciones populares.




Fuente: Declarase monumento nacional el sepulcro que guarda los restos del Dr. Leandro Alem / Julio Busaniche, 26 de julio de 1946.

No hay comentarios:

Publicar un comentario