Páginas

martes, 7 de febrero de 2017

Arturo Frondizi: "La Nacionalización del Petróleo" (28 de agosto de 1958)

Buenos Aires, 28 de agosto de 1958


Al H. Cámara de Senadores de la Nación:


El Poder Ejecutivo tiene el honor de elevar a la consideración de vuestra honorabilidad al adjunto proyecto de ley de nacionalización del petróleo

Con su sanción, la Argentina cerrará una etapa crucial de su desarrollo, eliminará una grave amenaza de su soberanía y entrará en definitiva posesión del instrumento que le permitirá cobrar la estatura de las grandes naciones de nuestro tiempo.

La nacionalización del petróleo significa mucho más que un simple acto jurídico. En primer lugar, es la culminación de una lucha del pueblo argentino, quizá la más sentida y profunda de los últimos cincuenta años. En segundo lugar, corta de raíz las posibilidades antes latentes de intromisiones ajenas en uno de los sectores básicos de nuestra economía, con sus graves consecuencias sobre nuestra capacidad de autodeterminación. En tercer lugar, coloca en manos del pueblo, a través de las instituciones de la República, a uno de los más poderosos factores de progreso de la civilización actual.

Por último, al dar respaldo nacional a todas las fases de la explotación de los hidrocarburos, la ley brinda los medios concretos para llevarla a cabo ya que, por su naturaleza, esa explotación exige dimensiones de empresa y de mercado sólo accesibles a quienes disponen del adecuado fundamento económico.

PROYECTO DE LEY

Art. 1° - Los yacimientos de hidrocarburos sólidos, líquidos y gaseosos existentes en el territorio de la República Argentina y los de su plataforma submarina son bienes exclusivos, imprescriptibles e inalienables del Estado nacional. Las provincias en cuyo territorio se encuentren y el Territorio Nacional de Tierra del Fuego, Antártida Argentina e Islas del Atlántico Sur tendrán sobre su producido la participación que les corresponda de acuerdo con lo determinado por la presente ley.

Art. 2° - Las actividades del Estado nacional referentes al estudio, exploración, explotación, industrialización, transporte y comercialización de dichos hidrocarburos estarán a cargo de Yacimientos Petrolíferos Fiscales, Gas del Estado y Yacimientos Carboníferas Fiscales, que, a tal efecto, gozarán de plena autarquía, tendrán las facultades determinadas en su régimen orgánico y ejercerán sus atribuciones en todo el territorio nacional. Las provincias integrarán los organismos directivos superiores de estas entidades.

Art. 3° - Los derechos existentes a favor de particulares al primero de mayo de 1958 sobre los yacimientos y actividades mencionados en los artículos anteriores, serán respetados.

Art. 4° - Queda prohibido en todo el territorio nacional el otorgamiento de nuevas concesiones que recaigan sobre los yacimientos de hidrocarburos a que se refiere la presente ley, así como también la celebración de cualquier otro contrato, sea cual fuere su denominación, que contenga cláusulas lesivas de nuestra independencia económica o que de cualquier modo pudiera gravitar en la autodeterminación de la Nación.

Art. 5° - El Estado nacional reconoce y garantiza a las provincias en cuyo territorio se encuentren yacimientos de hidrocarburos sólidos, líquidos o gaseosos, y al Territorio Nacional de Tierra del Fuego, Antártida Argentina e Islas del Atlántico Sur, una participación igual al 50 % del producido neto de la explotación correspondiente. Esta participación tendrá vigencia hasta tanto Yacimientos Petrolíferos Fiscales haya explorado suficientemente el territorio argentino, en cuya oportunidad podrá aumentarse la misma, por la pertinente reforma legislativa.

Art. 6º - Yacimientos Petrolíferos Fiscales, Gas del Estado y Yacimientos Carboníferos Fiscales constituirán un fondo especial destinado a financiar el estudio y exploración de yacimientos de hidrocarburos en los territorios aún no explorados.

Art. 7º - Los bienes y las actividades de Yacimientos Petrolíferos Fiscales, Gas del Estado y Yacimientos Carboníferos Fiscales quedan exentos de toda clase de gravámenes, impuestos y tasas de carácter nacional, provincial y municipal, actuales y futuros. Las contribuciones de mejoras por obras efectivamente realizadas y las tasas retributivas de servicios realmente prestados no están comprendidas en la exención.

Art. 8º - Declárase de urgente necesidad nacional el aumento de la producción de hi­drocarburos y de sus derivados, a los fines del auto abastecimiento del país. Las inversiones destinadas a ese objeto tendrán prioridad en la aplicación de los recursos del Estado.

Art. 9º - Hasta tanto la liquidación del 50 % sobre la explotación a que se refiere el art 5 alcance un monto igual al que perciben las provincias, conforme al régimen legal vigente a la fecha de la promulgación de la presente ley, Yacimientos Petrolíferos Fiscales continuará abonándoles la regalía del 12 % del producido bruto, la que nunca podrá ser inferior a la liquidación resultante de este porcentaje.

FRONDIZI. — EMILIO DONATO DEL CARRIL. — ALFREDO R. VITÓLO. — GREGORIO A. MEIRA. — RICARDO LUMI.






Fuente: Mensaje y Proyecto del P. E. al Senado Nacional sobre "Nacionalización del Petróleo", 28 de agosto de 1958.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada