Páginas

viernes, 25 de noviembre de 2016

Ricardo Balbin: "Sus 14 desacatos al General Perón y ministros" (1950)

a) La requisitoria del fiscal (fs. 28 y sgs. del 8vo. Cuerpo).

El fiscal Mario Casariego considero cada uno de los hechos imputados, en forma separada, en los autos en que se proceso a Balbín por desacatos reiterados al señor Presidente de la Nación, entonces general de división Juan Domingo Perón; y también al ex Ministro de Educación de la Nación, doctor Oscar Ivanissevich, al Ministro de Trabajo y Previsión de la Nación, José María Freire, y al de Asuntos Políticos de la Nación, doctor Ramón Subiza. Detallo los hechos y las expresiones, según los discursos pronunciados en diversos lugares, las fechas y el numero respectivo de las causas, especificando en cada caso las pruebas de que se tratara, testimonios, versión taquigráfica, etc.

Antes de mencionar esas expresiones, que motivaron los procesos, es conveniente recordar, como lo hizo Mercader, que no había una intención perversa. Fue consecuencia de las circunstancias, caracterizadas por una gran distancia social y una fuerte tensión por obra de la arbitrariedad del poder, de las persecuciones, los encarcelamientos, las restricciones a la libertad, la opresión y la represión. El despido o la cesantía de los trabajadores no peronistas, las torturas, el sectarismo y la parcialidad manifestada en todos los ámbitos. La politización de ámbitos gremiales y de la educación, que debían desenvolverse bajo el signo del peronismo, la peronización de la justicia y la administración publica, fueron creando un clima insoportable que llevaba a una respuesta digna y de valor y coraje cívicos. Esto esta basado en las vivencias y en los hechos documentados, no en la bibliografía en la que se narran episodios de difícil comprobación, cuando no propios de las usinas del rumor político y de la invención con el fin de menoscabo. Probablemente las expresiones de Balbín, como también las de muchos dirigentes y jóvenes que emprendieron esa tónica, fueron dictadas por la pasión, pero habría que computar, por otro lado, los motivos de los comportamientos desarrollados desde los ámbitos del poder político estatal. Hecha esta digresión, pasare ahora a especificar los conceptos en que se basa el fiscal para solicitar la aplicación de una pena frecuente- mente superior a la que se solicita para ciertos homicidas.

Eduardo Giorlandini

Primero: Adrogue, 10 de noviembre de 1949. Llamó a Perón "dictador", "payaso, patrón de la GESTAPO y mentiroso".

Segundo: San Nicolás, 4 de febrero de 1950. Aludiendo a Subiza:

"Hay en este pueblo una persona que ha cometido dos delitos; el primero, haber traicionado al Partido Radical, y el segundo, servir de 'valet' a la señora del Presidente."

Tercero: Pergamino, 5 de febrero de 1950. “...quisiera olvidarme de Perón, Evita y Mercante, porque acordarme de esto es acordarme de la antipatria".

Cuarto: Ramallo, 4 de febrero de 1950. Refiriéndose a Perón:

"...esta hecho una porquería".

Quinto: Rojas, 7 de febrero de 1950. Que el Presidente de la Nación había "mantenido siempre una política baja y traicionera..."

Sexto: Azul, 22 de enero de 1950. "Los actuales gobernantes desconocen la libertad, moral y honor". "Perón es un dictador". "...que se pretende terminar con todo lo que es una garantía y una decencia dentro del país", "...que se utilizaba al General San Martín para los mas bajos menesteres dentro del país en America y dentro del mundo" y "que la esposa del señor Presidente era signo de la decrepitud y de la decadencia en que estamos cayendo". "...que el gobierno invocaba al General San Martín para los mas bajos menesteres dentro y fuera del país y que marca con su historia regalando sables a todos los dictadores del mundo y que también había creado una medalla del Libertador para regalarla a todos los mistificadores de la decencia y la libertad."

Séptimo: Tapalqué, 12 de enero de 1950. "...el país sufre y padece al señor Presidente, perdiendo su dignidad, moral y decoro".

Octavo: Rosario, 30 de agosto de 1949. Aquí el fiscal se remite a la acusación del Procurador Fiscal de Rosario.

Noveno: Rafaela, 4 de mayo de 1949. “...el general Perón es el dictador N° 1 de America" y "en su gobierno están la trampa, la defraudación y el crimen". Habría afirmado, también, siempre según el agente fiscal, que Perón en vez de ser calificado como el primer trabajador debería serlo como "el primer ladrón del país y que en su gobierno están la indecencia, la trampa, la defraudación y el crimen". Que "era un oprobio para la Republica y un peligro para el continente". Según otras versiones: "Perón es una defraudación dentro del país y un peligro dentro del continente". Que no era el primer trabajador sino "el primer ladrón y que se levantaba a las seis y media de la mañana y robaba hasta las 12 de la noche".

Décimo: Santa Fe, 20 de octubre de 1949. Según informe de la Policía Federal, que Balbín en su discurso pronunciado en el interior del City Bar llamo "imbécil" al general Perón.

Decimoprimero: Bahía Blanca, 4 de marzo de 1950. "...que el Presidente de la Republica de espaldas a la ciudadanía" y que el Ministro de Trabajo "cuando habla por su cuenta dice burradas".

Decimosegundo: Gonzáles Cháves, 15 de enero de 1950. Según el telegrama del subcomisario de policía Balbín en su discurso trato de "infeliz" al ex Ministro de Educación de la Nación, doctor Oscar Ivanissevich.

Decimotercero: Tres Arroyos, 6 de marzo de 1950. Afs. 38 Se encuentra agregado (séptimo cuerpo) el informe policial en el que consta que Balbín dijo en su discurso:

"que el radicalismo se encontraba en permanente lucha por la patria, perdido en la inmoralidad de un gobierno de indecencia; que el presidente era un desvergonzado y decía estupideces; que antes, por intermedio del IAPI, demostraba habilidad de asaltantes, pero ahora roba poniendo la pistola en el pecho. Que la patria no es la que quiere ser desde que un montón de delincuentes se ha apoderado de ella; este gobierno es una vergüenza nacional, al servicio de la dictadura e inmoralidad",

Decimocuarto: de acuerdo a una versión taquigráfica habría expresado también que "usa la habilidad de carterista; que el país ha caído en la indecencia, en el aprovechamiento de un montón de delincuentes apañados por el poder".

El fiscal termino solicitando por estos presuntos delitos la pena de doce años de prisión.




Fuente: Ricardo Balbin "El Radicalismo y la Republica" de Eduardo Giorlandini con una presentación del ex Presidente de la Cámara de Diputados de la Nacion Rafael Pascual, H. Cámara de Diputados de la Nación, 2001.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada