Páginas

viernes, 18 de noviembre de 2016

Alberto Asseff: "El intento fracasado radical-peronista" (2010)

Mi opinión es que estuvo muy cerca de concretarse la formula Perón-Balbín, pero en el entorno de las dos figuras principales del peronismo y el radicalismo, en especial el caso de Raúl Alfonsín, había una oposición terminante a esa posibilidad de un binomio integrado. Ninguno de los dos tenia el campo libre para esa alternativa. Incluso intervinieron figuras como Norma Kennedy y sus compañías que truncaron esa posibilidad histórica. Había como reticencias de ambos lados, y en especial en la UCR, y había una desconfianza mutua, no de Perón y Balbín, sino de sus allegados. Quizás no estaba bien diagramada la base estructural. Illia se oponía absolutamente, junto con Alfonsín, es decir, lo viejo y lo nuevo, y después había una disidencia de Luis León, que quería ser candidato a vicepresidente con Balbín. El antecedente no era alentador, y eso hay que tenerlo en cuenta; fue el 7 de diciembre de 1972 cuando se reúnen con Balbín el coronel Osinde, representando a Perón, y Héctor Hidalgo Sola. Esta información me llega por dos vías.

Un empresario, Antonio Gelabert Castro, me manifestó, esa misma tarde, que Perón quería la formula mixta para las elecciones del 11 de marzo 1973, por eso esta reunión fue el 7 de diciembre de 1972. Y ahí se sentía Hidalgo Sola como vicepresidente. Balbín le dice a Osinde:

'Dígale a Perón que somos amigos, que juntos hemos arrancado al gobierno militar el proceso electoral, que hasta acá llegamos y que ahora vamos separados y vamos a ver quien gana'.

Cuando termina la reunión, Hidalgo Solá acompaña a Osinde y a Gelabert Castro hasta Bernardo de Irigoyen y Rivadavia, y les dice. 'Se ha perdido la posibilidad histórica. parecida a lo de Sabattini en 1945 y, cuando vuelve Osinde con ese mensaje a Perón.

Juan Perón decide que nosotros, los yrigoyenistas, nos incorporemos al FREJULI. El 8 de diciembre firmamos los documentos que nos presento Emma Tacta de Romero, apoderada designada por Perón.

Exactamente, habían pasado muchas cosas, yo sabia que se podía haber hecho antes y prevenir muchas cosas. En 1972 la truncó Balbín. Para septiembre de 1973, la frustraron los rodeos de ambos líderes... Esta es la realidad.

Yo incurrí en otro error. Así lo veo hoy, a 37 anos de distancia. En diciembre de 1972. Esa misma noche de la conversación Balbín-Osinde, Hidalgo Sola me llamo para decirme que 'como mañana se reúnen con Perón (el lo supo por sus informantes), le pido que le proponga mi nombre como vicepresidente. Seria, digamos, la formula Campora - Hidalgo Sola'. Yo podría habérselo propuesto a Perón, quien, por lo menos, habría meditado sobre esa opción. Pero no le dije palabra. Creo que erré.





Fuente: La trama de Madrid: Los documentos secretos sobre el retorno de Perón a la Argentina de Juan Bautista Yofre, Editorial Sudamericana, 2013.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada