Páginas

martes, 1 de marzo de 2016

Crisólogo Larralde: "El Plan agrario de la UCRP" (3 de febrero de 1958)

La UCR del Pueblo es partidaria de la propiedad privada de la tierra y considera que no debe ahorrarse el esfuerzo para que el colono, hoy seminómada, torturado por el espectro del desalojo, al que pondremos fin, haga pie en una unidad económica de su propiedad, constituya su familia y la eduque.

El campo sigue alimentando al país, suministrando mas del noventa por ciento de la materia prima que transforman nuestras industrias y realizando el milagro de proveer a la Nación la casi totalidad de las divisas con que pagamos las importaciones indispensables. Mas que nunca podemos repetir que no crece el pasto en las ciudades porque el campo trabaja. Sin embargo, ¿Cómo responderíamos a ese sector histórico, decisivo de nuestra emancipación económica, si preguntamos que le da la ciudad al campo? La ciudad de Buenos Aires, el babélico duro y frío lugar donde se elaboran leyes para el campo por hombres que no conocen el campo; la residencia de teóricos y repetidores que se devanarían los sesos para contestarnos seriamente de que lado tiene mas pelos el cuero; la sede de las instituciones burocráticas que les fijan precios cortos, los inundan con planillas inentelegibles y les hacen penos y larga la gestión de un crédito; es decir , la residencia de los millares de agraristas que actúan con experiencia de verduleros y espíritu de recaudadores de impuestos.

Nosotros, los radicales del pueblo, hemos apelado para trazar nuestro programa agrario, a los hombres del campo, hemos recurrido a todos y, en más de una oportunidad, los reunimos en congresos regionales, provinciales y nacionales.

COMUNISMO

Nosotros no podemos entendernos con el comunismo, ni tolerar su concepción estatista y atea, porque creemos mas en el hombre que en el Estado y porque expresamente dicho, nos negaron a sustituir la imagen de Dios que nos inculcaron nuestros padres con la imagen de los dirigentes inhumanos y transitorios que viven en acecho de las debilidades democráticas y en la búsqueda de compañeros de ruta, hasta el momento en que puedan dar su zarpazo demoledor.

Tampoco coincidimos con los nacionalistas, fascistas criollos que, hasta ayer no mas, lo resolvían todo con desprecio de la soberanía popular y proclamaban las excelencias de un gobierno fuerte, ejercido por las minorías selectas, capaz, tratándose de obreros y de trabajadores agrarios, de utilizar los mas duros procedimientos coactivos para lograr con la disciplina del sometimiento una supuesta paz social. Ni con los comunistas que están minando el suelo y socavaran la Argentina si se les da, como ahora, la ocasión, ni con los nacionalistas que hasta ayer quemaron incienso ante Mussolini y Hitler y lo siguen quemando ante Franco. Nadie nos vera nunca en esas compañías y que Dios perdone a quienes las aceptan, las estimulan o las toleran.

POLITICA AGRARIA DE LA UCRP

El radicalismo del Pueblo, que no se propone realizar revanchas ni despojar a nadie, no tolerara que el fruto del trabajo agrario vaya a otras manos que no sean las de los propios productores. Así como concluirá terminantemente los desalojos. Hay en suma, en esta materia mucho que decir, pero acaso corresponde añadir dos cosas más.

Debe fomentarse, por todos los medios, un riguroso aumento de la producción agropecuaria sin la cuales no es posible el desarrollo de la industria argentina y el pago de nuestras importaciones.

Para lograr el afincamiento del hombre de campo en la tierra de su propiedad, la UCR del Pueblo impedirá los precios especulativos y creara el organismo que intervendrá en las ventas de tierra para impedir su acaparamiento; luchara contra el latifundio y contra los grandes sociedades anónimas, criollas o extranjeras, que dominan enormes extensiones de tierra, donde la familia del trabajador es pobre.

Amigos del campo, defendamos la libertad y cuidemos que la vinchuca comunista, la que pica a todos y no ayuda a nadie, se meta en el hogar campesino.









Fuente: Alocucion del Sr. Crisologo Larralde, presidente del Comité Nacional y candidato a gobernador de la provincia de Buenos Aires por la UCR del Pueblo, 3 de febrero de 1958.



No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada