Páginas

martes, 22 de diciembre de 2015

Raúl Alfonsín: "Mensaje a la ley de Banco Nacional de Datos Genéticos" (22 de abril de 1986)

Al Honorable Congreso de la Nación

Tengo el agrado de dirigirme a vuestra honorabilidad con el objeto de someter a su consideración un proyecto de ley tendiente a crear el Banco Nacional de Datos Genéticas (BNDG), cuya finalidad consistirá en obtener y almacenar la información genética de familiares de niños desaparecidos o presuntamente nacidos en cautiverio, para facilitar la identificación de éstos en el momento en que fueron hallados.

La localización e identificación de niños en tales condiciones ha sido y continúa siendo preocupación del gobierno nacional y de la sociedad argentina en general.

Prueba de ello es que al crearse en jurisdicción del Ministerio del Interior la Subsecretaria de Derechos Humanos (decreto 3090/84), se incluyó entre sus funciones “la búsqueda de niños desaparecidos”.

Los avances de la ciencia permiten contar con análisis hemogeneticos y de histocompatibilidad capaces de producir pruebas del nexo biológico de asombros precisión, así como de descartar, sin margen de error, una paternidad falsamente atribuida.

Los familiares de niños desaparecidos o presuntamente nacidos en cautiverio, fundamentalmente abuelos en muchos casos de edad avanzada, tienen un lógico y respetable interés en constituir las pruebas que permitan llegado el caso –aun después de su muerte- la identificación y filiación de sus nietos en tales condiciones.

El país cuenta con personal altamente capacitado y con la tecnología adecuada para la realización de los análisis de referencia y el almacenamiento y conservación de datos y muestras de sangre, lo cual ha quedado demostrado a través de trabajos realizados en tal sentido por la Unidad de Inmunológica Genética del Hospital Carlos A. Durand, dependiente de la Municipalidad de la ciudad de Buenos Aires, en cuyo ámbito funcionaria el banco cuya creación se propone. Dicha unidad ha intervenido con pleno éxito como cuerpo pericial judicial en los primeros casos relacionados con niños desaparecidos ya resueltos o en vías de serlo, que dieron origen a juicios en los que hubo de determinarse la filiación.

El proyecto que se eleva a consideración de vuestra honorabilidad fue elaborado por una comisión integrada por representantes de la Subsecretaria de Derechos Humanos, la organización Abuelas de Plaza de Mayo y las subsecretarias de Salud y Acción Social y de Desarrollo Humano y Familia, así como por expertos en temas genéticos, lo cual quiere decir que incluye los aportes efectuados por todos los sectores que, de una u otra forma, tienen injerencia o especial interés en la decisión propuesta.

El proyecto prevé las formas de registro, tendientes a garantizar la autenticidad de los datos y la identidad de quienes los proporcionen, contemplando en tal sentido los siguientes procedimientos:

a)      El extrajudicial, con intervención de la Escribanía General de Gobierno de la Nación.

b)     El judicial, para los casos de familiares domiciliados en el país con impedimentos para trasladarse a la sede del BNDG.

c)      El consular, para familiares domiciliados fuera del territorio nacional.

También se establece la intervención obligatoria del BNDG en toda causa judicial en la que se debata la identificación o filiación de un menor, con el objeto de determinar si se trata de alguno de los niños desaparecidos o supuestamente nacidos en cautiverio. Al mismo tiempo y con vistas a evitar la negativa de presuntos padres a someterse a las pruebas de histocompatibilidad –únicas posibles para la determinación de filiación de la paternidad alegada, en caso de tal negativa.

Además, y a fin de garantizar a todo familiar de niños desaparecidos o presuntamente nacidos en cautiverio los servicios del BNDG, sin distinción de capacidad económica, se prevé la gratitud del procedimiento.

En razón de todo lo expuesto y ante los propósitos que inspiran la iniciativa adjunta, confío de que vuestra honorabilidad habrá de resolver favorablemente.

Dios guarde a vuestra honorabilidad.

Raúl R. Alfonsín

Antonio A. Troccoli – Conrado H. Storani – Carlos R. S. Alconada Aramburú.










Fuente: Mensaje del señor presidente de la Nación Dr. Raúl Alfonsín a la ley de creación de Banco Nacional de Datos Genéticos, 22 de abril de 1986.

No hay comentarios:

Publicar un comentario