Páginas

domingo, 16 de agosto de 2015

MRR: "Manifiesto al Pueblo de la República" (2 de octubre de 1948)

Los que suscriben la declaración proceden todos de la Unión Cívica Radical dentro de cuyas filas lucharon por ideales revolucionarios, interpretando el pensamiento orientador de Hipólito Yrigoyen. Vinculados por una común tradición de lucha partidaria, dicen, se dirigen en forma especial al radicalismo, esto es a los correligionarios que están todavía dentro de la Unión Cívica Radical o a los que se encuentran fuera de ella –sin distinción de tendencias-, y en general a todo el pueblo de la Republica, a la clase media, a los obreros, a los trabajadores del campo, a la juventud, a la mujer.

Deseamos llevar nuestra palabra de esclarecimiento y de acción en esta hora grave para el partido, el que se encuentra desorientado y cada vez más lejos de los reclamos populares y de la realidad nacional; se proponen señalar el camino y crear un movimiento político ágil, moderno, instrumentado para impulsar los altos propósitos que le dieron origen, es decir, servir a la revolución popular, entiendo por revolución popular la realización de las libertades políticas, sociales y económicas del hombre argentino. Su liberación de los temores presentes y futuros.

Es propósito de los que suscriben encauzar un movimiento que actúe por la revolución y para la revolución. Pero con la misma fuerza categórica definen su posición absolutamente ajena al oficialismo, a su partido y al presupuesto. Entienden servir con lealtad a la revolución desde una oposición sin claudicaciones y sectarismos, que lleve las afirmaciones democráticas y republicanas que inspiran los postulados del radicalismo.

Una oposición que sea una contribución al progreso del país, en esta hora de extraordinarias transformaciones sociales y económicas, y que al mismo tiempo sea de vigilancia activa para el cumplimiento de los ideales de Mayo frente a cualquier desvío.

Ese es el compromiso que contraen con la Patria. Lo cumplirán sin odios y sin rencores. Con optimismo y con fe en el ideario radical.

En la realización de esos propósitos se proponen apoyar todo esfuerzo tendiente a consolidar los principios revolucionarios del radicalismo, actualizándolos a las nuevas circunstancias económicas y sociales de la humanidad y que concretan fundamentalmente, los siguientes puntos:

  1. Sostener la reforma amplia de la Constitución Nacional, para incorporar las ideas y principios que en materia económica, política y social, impone la conciencia revolucionaria actual, que existe en el país y en el mundo.

  1. Sostener los derechos de los trabajadores de las ciudades y de los campos y atender a la situación de la clase media.

  1. Organizar el planeamiento democrático urbano y rural, económico, industrial y cultural, para que la iniciativa y actividad privadas, así como la del gobierno, se encaucen y orienten dentro de finalidades de bien general.

  1. Llevar a la practica una amplia reforma agraria, de acuerdo con los principios generales siguientes: a) la tierra no debe ser una mercancía, b) el productor debe tener fácil acceso a ella, c) organización del trabajo en forma colectiva para la formación de las pequeñas industrias rurales, para la mecanización de las tareas del campo y para la comercialización de los productos, c) seguro agrícola.

  1. Auspiciar la unión de los argentinos frente a la hora grave porque atraviesa el mundo. Ratificación de la política internacional que defiende la soberanía e intereses fundamentales de la Nación. Apoyo a las reclamaciones de las Malvinas y de la Antártida y repudio al coloniaje en el Continente. Desarrollo de una firme política de paz y de cooperación entre las naciones de América.

  1. Mantener y desenvolver la política de recuperación nacional que afiance definitivamente la independencia económica del país y lo libere de la influencia de los grandes monopolios y trust internacionales.

  1. Movilización de todos los recursos y medios del país hasta lograr que todos sus habitantes tengan vivienda, alimentación, vestido, educación, asistencia medica y los beneficios de un amplio seguro social.



Firman: Bernardino C. Horne, Pedro Oscar Murúa, Homero Manzione, Moisés Konstantinovsky, Antonio Varela, Gilberto Evans, Miguel Ponce, Manuel Antonio Luna y Jorge Farias Gómez.
















Fuente: Manifiesto constitutivo del Movimiento Radical Revolucionario o Revisionista reproducido en Homero Manzi y Su Tiempo de Horacio Salas, J. Vergara Editor, 2001.

No hay comentarios:

Publicar un comentario