Páginas

sábado, 18 de julio de 2015

Gibaja-Timerman: "El Tiempo que hizo enojar a los Radicales" (2008)

EL TIEMPO EN QUE HIZO ENOJAR A LOS RADICALES

Hubo un tiempo en que Tomás Eloy Martínez puso los nervios de punta a los radicales. Fue en el 65, cuando arreciaba la ofensiva de ciertos medios de prensa destinada a desacreditar al gobierno de Arturo Illia. Ofensiva que abonaría el cultivo para el golpe de junio del 66 que terminó con aquella administración.

El abogado Emilio Gibaja es uno de los radicales que mantiene enojos por el rol que, a su criterio, cumplió Tomás Eloy Martínez en aquella campaña. Gibaja, 74 años, tiene forjada una dilatada trayectoria en la UCR, partido al que ingresó siendo muy joven. Como presidente de la FUBA, en los primeros años de la década del 50 militó en el antiperonismo duro, posición que le acarreó cárcel y tortura junto -entre otros dirigentes estudiantiles- a Félix Luna, por entonces titular del Centro de Estudiantes de Derecho.

Durante el gobierno de Raúl Alfonsín, Gibaja fue secretario de Información Pública. En dos libros de aparición en los últimos años, Gibaja recuerda muy mal a Tomás Eloy Martínez en relación a los días de Illia. En uno de ellos -"La Democracia Derrrotada. Arturo Illia y su época" (Edt. Lumiere, 2008), con prólogo de Marcos Aguinis y del que Gibaja es autor junto con el periodista Rodolfo Pandolfi- no se nombra a Tomás Eloy Martínez. ¿Cuál es el motivo del enojo?: una entrevista formulada por el periodista a la esposa de Illia, Silvia Martorell. "El reportaje fue hecho por Tomás Eloy y si nosotros ahora no lo nombramos es por? qué se yo? esas cosas", señaló Gibaja tiempo atrás a este diario.

La entrevista fue publicada en la edición del 17 de agosto de 1965. A juzgar de Pandolfi-Gibaja (págs. 79/80), tuvo como objetivo ridiculizar a la esposa del mandatario. Los autores del libro abundan en apreciaciones sobre la nota. "Silvia Martorell de Illia, una mujer enferma que moriría un año más tarde, fue elegida por la revista golpista ´Primera plana´ como blanco de ridículo. Se le hizo un reportaje siniestro mediante el sistema de textualizar en forma absoluta todo lo que decía, incluyendo los modismos argentinos y las observaciones marginales del momento", sostienen Gibaja-Pandolfi con abundancia de observaciones sobre la intencionalidad de la entrevista. Publican incluso el reproche que, por el estilo aplicado, le formula a Tomás Eloy Martínez días después de la publicación el ya desaparecido periodista Osiris Troiani.

Gibaja también aborda el tema en una entrevista que el polémico historiador Felipe Pigna le realiza sobre la caída de Illia para su libro "Lo pasado pensado" (Edt. Planeta).

Ahí, al reflexionar sobre la actitud de la prensa en relación a la administración Illia, Gibaja precisa: "Se veía que toda o casi toda la prensa del país estaba en la campaña para desprestigiarlo y no se hacía nada.

"Los semanarios ´Primera Plana´ y ´Confirmado´ estaban en la campaña total con Mariano Montemayor, con Jacobo Timerman, con todos ellos. Ciertos intelectuales de izquierda estaban jugando al golpe. Y la derecha ni hablar. Timerman era un golpista enfervorizado, tenía de socio al comodoro Güiraldes, que era golpista. Llegaron a las cosas pequeñas. Le encargaron a Tomás Eloy Martínez un reportaje a la señora de Illia y la hizo quedar como una señora gorda que no sabía hablar. Era maestra la señora Ema. Un reportaje con tan mala leche, porque uno lo ve escribir ahora y uno dice: ´A la pucha, qué bien escribe este tipo, como se rebajó a una cosa así´. Montemayor, facho total, franquistas todos. ´Primera Plana´ y ´Confirmado´ estaban decididos a la campaña anti-Illia. Parte de ´Clarín´ a veces y los canales privatizados, lo mismo. Illia no quería usar Canal 7 para defenderse ni para difundir nada".


Respuesta de Hector Timerman a "El Tiempo que hizo enojar a los Radicales"

"¿Ignorantes o hipócritas?"

Les escribo en referencia a la columna "El tiempo en que hizo enojar a los radicales", publicada en el "Río Negro" ("Debates" del 5/2 sobre Tomás Eloy Martínez). Me llama la atención que ahí se repitan errores históricos vertidos por personas que deberían conocer los hechos por haber sido activos participantes de los mismos. Me refiero a Emilio Gibaja y Rodolfo Pandolfi y su intención de acomodar la historia sobre Illia presentándolo como un señor bueno, rodeado de gente buena, que eran atacados por una horda de antidemocráticos resentidos.

Para empezar me gustaría recordar la descripción que hizo el general Perón dos días después de producirse el golpe militar que terminó con la democracia parcial y proscriptiva del Dr. Illia y la UCRP: 

"Simpatizo con el movimiento militar porque el nuevo gobierno puso coto a una situación catastrófica. Como argentino hubiera apoyado a todo hombre que pusiera fin a la corrupción del gobierno Illia. La corrupción, como el pescado, empezó por la cabeza. Illia usó fraude, trampas, proscripciones; interpretó que la política era juego con ventaja; y en política, como en la vida, todo jugador fullero va a parar a Villa Devoto".

Ahora sí, volviendo a Gibaja y Pandolfi. Ambos no pueden desconocer que Jacobo Timerman había dejado la dirección de "Primera Plana" en 1964, dos años antes del golpe militar de Onganía.

Los responsables del golpismo de "Primera Plana" fueron, entonces, Ramiro de Casasbellas y Tomás Eloy Martínez. Tampoco, obvio, pudo entonces haber ordenado el reportaje realizado a la esposa de Illia por Martínez y que tanto molesta al dúo Gibaja-Pandolfi.

Por algún motivo que desconozco muchos radicales se rehúsan a señalar la participación de Ramiro de Casasbellas y Martínez como responsables de la revista que ellos señalan como la más proclive al golpe. Tal vez será para no tener que señalar que Casasbellas fue funcionario de Alfonsín y uno de sus intelectuales preferidos.

En fin, no escribo estas líneas para defender la actividad periodística y la responsabilidad política de mi padre, Jacobo Timerman. No hace falta y menos ante las invenciones de Gibaja y Pandolfi. Lo interesante sería saber si estos pseudohistoriadores lo hacen por ignorantes o por hipócritas. ¿Podrían ustedes preguntarles la próxima vez que les envíen otro artículo?

Héctor Timerman

Washington DC

EE. UU.


Respuesta del Dr. Emilio Ariel Gibaja

"Prefirieron un general incapaz"

En una carta de lectores dirigida a este diario Héctor Timerman atacó a los autores de "La democracia derrotada, Arturo Illia y su época", libro escrito por Rodolfo Pandolfi y quien escribe. En el libro denunciamos a Jacobo Timerman, su padre, como el periodista que desde principios de la presidencia de Illia encabezó una campaña mediática que contribuyó abiertamente con el golpe de Estado que terminó con su gobierno constitucional.

Jacobo Timerman realizó estas acciones desde las revistas "Primera Plana" y "Confirmado", acompañando y acompañado por el peronismo, la CGT, sectores empresarios, de la pseudoizquierda intelectual y las Fuerzas Armadas.

En la carta en cuestión, Héctor Timerman cita una carta de Perón, de julio 1966, en la que acusaba a Illia de corrupto, fraudulento y tramposo, expresando que "apoyaría a todo hombre que pusiera fin a ese gobierno".

Desde sus revistas bregó a favor del golpe militar de Onganía criticando sistemáticamente a un presidente honesto, íntegro y ejemplar que gobernó con total libertad y democracia. Illia levantó las proscripciones, dictó las leyes de salario mínimo, vital y móvil y de medicamentos, redujo la deuda externa y la desocupación, llevó el producto bruto interno al 10,3% en 1964 y al 9,1% en 1965, tuvo el presupuesto más alto del siglo XX para educación y logró la resolución 2065 sobre las Islas Malvinas, entre una infinidad de logros.

No importó nada. Prefirieron el gobierno de un general incapaz y retrógrado que abrió el camino a años terribles de la historia de nuestro país que desembocaron en el funesto Proceso militar.

Cabe destacar que Héctor Timerman superó a su padre pues dirigió durante 1976 y 1977 el diario "La Tarde", propiedad de Jacobo, que sirvió a Videla y a Massera. No tuvo escrúpulos entonces y no los tiene ahora, embajador y canciller del gobierno actual que, de honestidad, mejor ni hablar.

Emilio Ariel Gibaja, LE 4.721.955

Presidente de la FUBA en 1954

Director de Prensa en la presidencia de Illia

Secretario de Información Pública en la presidencia de Alfonsín


Capital Federal








Fuente:  Notas y Cartas de Lectores del Diario Rio Negro Online de "El tiempo que hizo enojar a los radicales", Carta de Hector Timerman y respuesta del Dr. Emilio Ariel Gibaja en torno a su libro co autor Rodolfo Pandolfi "La Democracia Derrotada: Arturo Illia y Su época", 2008. 



No hay comentarios:

Publicar un comentario