Páginas

domingo, 19 de abril de 2015

José Luis Romero: "Carta a Ricardo Balbín" Fragmento (20 de marzo de 1976)

Usted nos ha dado una gran lección de alta política; ha corrido el riesgo de no satisfacer a los que esperaban frases tajantes relacionadas con las cosas del día y se ha situado en una perspectiva del país que nos espera.

Ha desdeñado lo anecdótico y, siendo un político activo y militante, se ha sobrepuesto a las preocupaciones y a los intereses inmediatos para mirar con profundidad y grandeza muchas más allá.

En el sórdido clima que vivimos, sus palabras tonifican el ánimo y reavivan las esperanzas.


Respuesta de Ricardo Balbín

No soy un político en el sentido clásico de su definición; estimo ser, simplemente, un ciudadano con un profundo sentido humano. Hablo un lenguaje sencillo y apelo con frecuencia a los sentimientos, porque a mi juicio, ayuda a sus razonamientos y alivia su desazón.

La noche que determinó su carta, tenía a mis espaldas una decisión militar, que conocía. Debía aludir a un gobierno sin escrúpulos, que había herido gravemente las instituciones de nuestra civilización política que todos deseábamos defender y presentía la presencia de nuestro noble pueblo en estado de angustia, pesadumbre y de inseguridad en sí mismo. Olvidando conveniencias políticas y sabiendo lo despiadada que habría de ser la crítica de los politicólogos, de los que esperaban agresiones o de los que querían la lectura de un repetido catálogo de soluciones, quise servir de algún modo la esperanza de los desesperanzados y llamar a la responsabilidad de los que se iban o de los que venían. Su carta me dice que hice bien, por eso me emocionó su lectura, tan cargada de sinceridad y notables razonamientos.










Fuente: Ricardo Balbín: La voz de la libertad por Hugo Gambini para el Diario La Nación, 25 de julio de 2004.

No hay comentarios:

Publicar un comentario