Páginas

sábado, 10 de enero de 2015

Ricardo Balbín: "Encuesta sobre el Peronismo" (septiembre de 1959)

— ¿Es usted partidario de la legalidad del Partido Peronista bajo la denominación de Justicialista, u otra cualquiera?

Ninguna fuerza política que se ajuste a las disposiciones legales puede quedar excluida En el caso especifico de la fuerza que usted alude en su pregunta como todas las otras, no podrá concurrir designando a su partido con el nombre de una persona, pero si puede hacerlo bajo cualquier otra denominación.

—A su entender, ¿que fuerza se beneficiaria con la exclusión del peronismo en los comicios de Marzo de 1960?

Es probable que si excluyera a esa fuerza política de los comicios de Marzo del 60, no se beneficiase ningún partido político, porque una medida de este tipo solo agudizara resentimientos y apartara de los caminos legales a un importante sector de la ciudadanía.

—¿Cree usted que la proscripción del Movimiento Justicialista favorecería el fortalecimiento del comunismo?

Solo por reacción puede favorecer al comunismo en los guarismos; pero no lo será en las convicciones. Es mucho más eficaz al fortalecimiento del comunismo la política oficial con sus actitudes antigremiales y su conducción económica injusta.

—A su juicio, ¿la ilegalidad del Peronismo es favorable a la pacificación y a la democracia?

¡De ninguna manera! Siempre he opinado lo contrario. Afirmo que nada, si es arbitrariamente excluyente, puede servir al éxito de la pacificación de los espíritus. La paz debe ser la consecuencia del esfuerzo de todos, en una comprensión lograda. Si la paz es el fin, nunca serán los medios odiosos o injustos los que resulten eficaces a la empresa.

— ¿Que entiende usted por democracia?

El más extraordinario escenario para el desarrollo de la personalidad humana. Una sociedad con sentido moral, donde la justicia es ley y el privilegio un agravio.

— ¿Que atribuye la subsistencia indudable del Peronismo y como aprecia usted la forma en que se manifiesta?

A la torpeza de quienes quisieron, y para ello ofrecieron mas de lo posible, fomentando otra vez desviaciones, y mas luego —después de agudizar los problemas económicos y sociales del hombre de trabajo— pretenden silenciarlo con amenazas y desafíos.











Fuente: Revista Mayoría "Encuesta sobre el Peronismo, entrevista al Dr. Ricardo Balbín", septiembre de 1959.

No hay comentarios:

Publicar un comentario