Páginas

miércoles, 26 de noviembre de 2014

Luis León: "El incidente de la Misión Shackleton" (17 de marzo de 1976)

Sr. León: Pido la palabra.
Nuestro bloque, que ha participado promoviendo esta interpelación, va a apoyar la invitación al Sr. Ministro. Esa es nuestra aspiración, porque interpretamos que este tema de las Malvinas –una vez más- sacude el sentimiento de la Nación. Tal vez este no sea el momento de hacer un debate a fondo sobre este problema y, por otra parte, la historia del Parlamento argentino es una reclamación permanente, pero creo que esto hoy se justifica mucho más porque el Reino Unido últimamente ha adoptado actitudes que contradicen resoluciones de las Naciones Unidas, que incluso habían sido aceptadas –no en la votación- , pues Inglaterra votó en contra de las resoluciones 2.065 y 3.160 –cuando vino a Bs. As. el canciller Stewart, quien en alguna medida aceptó la tesis de la resolución 2.065.
Sin embargo, ahora se han producido algunos hechos: la misión de relevamiento comercial, la intención de explorar la existencia de hidrocarburos y últimamente esta nueva creación perturbadora para nuestras relaciones y para la posible solución pacífica ensayada por la Cancillería del Reino Unido al estipular que las conversaciones sobre la solución de los habitantes de las Islas si se desean lograr las condiciones para un entendimiento.
La Argentina tiene una típica actitud tradicional de buena voluntad, como lo muestran incluso los (…) desde 1971 en adelante al cumplimentar una parte de la resolución 2.005, con respecto al cuidado de no perturbar la disposición de nuestro país hacia los habitantes de las islas.
Todos los argentinos conocen bastante bien este problema de las Malvinas y es muy justo que venga el canciller. Como la sesión va a ser secreta, tendremos la oportunidad de dialogar más ampliamente sobre la forma de encarar la estrategia que permita la definitiva integración del territorio usurpado por la prepotencia inglesa lesiva de la Soberanía del país.
Nos sentimos felices por la sensibilidad del conjunto del Honorable Senado sobre este asunto trascendente, que sirve para manifestar la unidad del país en los grandes temas. En nombre de nuestro bloque dejo sintéticamente expresada nuestra posición favorable a la interpelación, que está alentada por la propia presentación de nuestra requisitoria.

























Fuente: Diario de Sesiones de Congreso de la Nación, 17 de marzo de 1976, copiado de Biblioteca Popular Juan Álvarez, Rosario Santa Fe.

No hay comentarios:

Publicar un comentario