Páginas

domingo, 8 de junio de 2014

Emilio Gibaja: "Sigo siendo Radical" (24 de noviembre de 2003)

Con la frase ¿qué nos pasa, radicales?, en el Congreso de la Juventud de la UCR, de mayo de 1942, Moisés Lebenhson trata de llamar a la realidad a sus correligionarios ante la apatía del partido, las prácticas clientelísticas y de interés personal, y los instaba a volver a las raíces del radicalismo, enalteciendo el espíritu cívico, la moral en la vida pública y la solidaridad social.
A este recuerdo me llevó la lectura de una nota que de LA NACION el 16 de octubre con referencia a un acto de homenaje al doctor Illia y su histórico gobierno.
Me afilié a la UCR en 1950 e integré los gobiernos del doctor Illia y del doctor Alfonsín, y sé cuál es la ideología radical, y sobre todo su conducta, por lo menos durante sus primeros 100 años de vida. Pero creo que no podemos hablar de ideologías y menos de conductas, cuando hemos votado y sostenido al último presidente radical. Este usó el partido para llegar, creyó ser dueño del cargo, se avergonzó de nosotros y nos humilló al extremo cuando designó como ministro de Economía a Cavallo, un sujeto que está en las antípodas del radicalismo. Entonces no fuimos oficialismo ni oposición.
Crecimos hace 20 años bajo el lema de Renovación y Cambio. No nos renovamos y si hubo algún cambio, creo que fue para peor.
Hoy no podemos hablar de conducta, ni de eficiencia, ni de solidaridad social.
No argumentemos que el peronismo también es culpable de lo que pasa en el país (absolutamente cierto) y más corrupto que nosotros (también cierto). Pero a ellos no se les exige honestidad y a nosotros sí. Ese fue nuestro signo distintivo. Y estábamos orgullosos de ello.
De ahí la devoción que tenemos por Illia, que tenía conducta, honestidad, tremenda eficiencia y gran sentido de lo social. ¿Qué diría hoy?
¿Qué nos pasa a los radicales? No lo podría decir exactamente. Pero creo que nos falta respeto a los principios, tolerancia, trabajo, conducta y renovación y cambio en serio. Invitemos a volver a los que se fueron.
Quizá del interior del país lleguen los hombres y mujeres que puedan conducirnos a un destino mejor que el presente. Tengo esperanzas y algo de entusiasmo. Sigo siendo radical. (*)




















Nota:  (*) Emilio Ariel Gibaja Abogado. Presidente de la FUBA en 1954. Director de Prensa y Relaciones de la Presidencia de la Nación durante el gobierno de Illia. Secretario de Información Publica de la Presidencia de Raúl Alfonsín hasta mayo de 1985.



Fuente: Emilio Gibaja: "Sigo siendo Radical" en Carta de lectores del Diario La Nacion del (24 de noviembre de 2003) 

No hay comentarios:

Publicar un comentario