Páginas

sábado, 1 de junio de 2013

Luis León: "Debate sobre la ley del Salario mínimo vital y móvil" (30 de junio de 1964)


Sr. Presidente (Mor Roig) — Tiene la palabra el señor diputado León.
Sr. León. — Señor presidente: la verdad es que no estaba en mi ánimo participar de este debate. Pero, como la gran mayoría de la Cámara, hemos sido sorprendidos por haberse injertado en esta discusión, que yo creo que es importante para el país y para amplios sectores argentinos, una actitud netamente política que nosotros no podemos admitir en silencio.
Se ha pretendido colocar al Poder Ejecutivo en una actitud de especulación frente a una circunstancia accidental en nuestras relaciones con la Confederación General del Trabajo. Pero lo sorprendente es que se sospecha porque así actuaron anteriormente otros sectores políticos argentinos. Este partido tiene derecho, hasta ahora, a no ser sospechado, porque —podemos decirlo con total tranquilidad— no se si... porque hace poco tiempo que andamos en esto, pero la verdad es que es el único partido argentino que en medio de la confusión general esta cumpliendo la programática partidaria.
Sr. Domingorena. — En esto, no.
Sr. León. — En esto y en todo.
—Varios señores diputados hablan a la vez.

Sr. Presidente (Mor Roig). — Señor diputado Arana no esta en el uso de la palabra. La Presidencia le reitera nuevamente que no perturbe el buen orden del debate.
Sr. León. — Hemos escuchado serenamente palabras dichas con anterioridad a las humildes del que esta hablando, y el hecho de querer hilvanar una ley que sea útil para el país ha llevado a otros sectores a criticarnos y a pretender encasillarnos en una posición que tiene origen en otros sectores políticos que gobernaron con anterioridad, como lo ha dicho el señor diputado Fernández. Pero lo que nosotros no podemos silenciar, y yo creo que habrá un noventa y cinco por ciento del pueblo argentino que estará de acuerdo con nosotros, porque lo otro es solo fanatismo e intolerancia, es que este partido político en ningún instante hasta ahora ha pretendido romper una posición de respeto hacia la Confederación General del Trabajo.
Este es el partido que esta atendiendo un proceso de acción gremial con una estrategia nueva y casi subversiva, o simplemente subversiva, y es el único partido que no ha movilizado militarmente a ningún obrero de la Republica, como lo movilizaron los peronistas y la UCRI en este país por haber hecho mucho menos. (¡Muy bien!; ¡Muy bien! Aplausos.)
Sr. Luco. — Los sectores del privilegio....
—Varios señores diputados hablan a la vez.

Sr. Presidente (Mor Roig). — Sírvanse no interrumpir los señores diputados.
Continúa en el uso de la palabra el señor diputado León.

Sr. León. — Este es el partido que no tiene un solo diputado que haya votado una ley represiva; este es el partido que no tiene miembros complicados en la aprobación de leyes represivas en el pasado, a diferencia de otros que después vienen al propio Parlamento a pedir la derogación de las leyes represivas que ellos votaron o consintieron. (¡Muy bien!; ¡Muy bien! Aplausos.) Este es el partido argentino al que se quiere sospechar de intervención por otros que han vivido en la continua intervención. Este es el partido...
Sr. Seru Garcia. — De la Junta Consultiva.
Sr. Presidente (Mor Roig). — Sírvase no interrumpir al orador el señor diputado Seru Garcia.
Sr. Leon. — Este es el partido que vino a abrir las puertas de las cárceles a los presos políticos; este es el partido argentino que no complica su actitud política...
—Varios señores diputados hablan a la vez, y suena la campana.

Sr. Presidente (Mor Roig). —Señor diputado Lozano: sírvase no interrumpir.
Sr. León. — Este es el partido que frente a toda esta estrategia —que en medio de la presión de los sectores de la reacción nacional y de la inquietud de los sectores que ven como una minoría parcializada de los obreros del país no comprende que para nosotros la voz de mando de la historia es unir definitivamente a los argentinos para construir sobre las cenizas del pasado un porvenir mejor para todos— tiene un presidente de la Republica y un ministro del Interior que niegan el Estado de sitio, con el que otros han gobernado permanentemente, o el estado de guerra interno en que se vivió muchos años en este país. (¡Muy bien!, ¡Muy bien! Aplausos.)
Este es el partido político que puso en la Constitución del 57 el artículo 14 bis que esta creando...

—Varios señores diputados hablan a la vez.

Sr. Presidente (Mor Roig) — Señor diputado Lozano: por tercera vez lo exhorto a no interrumpir al orador.
Sr. Leon. — Articulo 14 bis de la Constitución, que esta posibilitando la nueva estructura social del país. Con buena voluntad y con sana intención hemos colocado ese artículo 14 bis, y con la colaboración de los argentinos queremos realizar un proceso de democratización social al servicio del equilibrio y la felicidad del hogar de los sectores nacionales.
Yo podría hablar —así como cualquiera de nosotros— largas horas sobre estas cosas que son caras al partido. Lo hago ahora con todo respeto y, para terminar, quiero decir que rompí el silencio que mantenía en este debate por- que nuestro bloque no puedo aceptar que —con falta de seriedad, o de respeto, jugando a otra idea— se pretenda distorsionar una realidad marcada por este gobierno Deseo decir que nuestro gobierno, con todos los defectos que se le quieran cargar, es la gran expresión argentina para la solidaridad de todos. En un proceso guiado por una estrategia subversiva no ha detenido a un solo obrero y ha hecho jugar a la justicia. No ha intervenido un solo sindicato, contrariamente a lo que hicieron los correligionarios del señor diputado Seru Garcia en otra época, cuando intervinieron gremios al servicio del unicato que gobernaba al país.
Estas cosas teníamos que decirlas nosotros porque las vivimos. Yo quisiera que votáramos esta ley al servicio de cosas más importantes que las derivadas del engranaje político. Nosotros estamos dispuestos a cualquier tipo de debate, cuando juegue la historia hecha con buena fe y cuando jueguen los grandes sentimientos argentinos unidos a través de nuestro espíritu, para construir un mundo que no sea el del estado de sitio, el mundo de las intervenciones, de las sospechas y del permanente estado de guerra interno; queremos el mundo del que hablo Illia: el de la Constitución y la ley argentinas. (¡Muy bien!; ¡Muy bien! Aplausos prolongados.)



























Fuente: Diario de Sesiones de la Cámara de Diputados  "Debate sobre la ley del Salario mínimo vital y móvil" (30 de junio de 1964)

No hay comentarios:

Publicar un comentario