Páginas

domingo, 10 de marzo de 2013

Silvano Santander: "Debate de la Ley de Represión del Espionaje, Sabotaje y Traición" (6 de septiembre de 1950)


Sr. Presidente (Cámpora). - Tiene la palabra el señor diputado por Entre Ríos.
Sr. Santander. - Es singularmente contradictoria la situación de los señores diputados de la mayoría.
Acaba de argumentar el señor diputado por la provincia de Buenos Aires que representan y constituyen una fuerza extraordinariamente mayoritaria, en el sentido político electoral.
Sr. Visca. - Popular.
Sr.-Santander. - Cada vez que consideramos iniciativas como éstas aparece ese concepto, el del plebiscito, como sucedía en la totalitaria
Alemania...
Sr. Albrieu. - Y con don Hipólito Yrigoyen...

-Varios señores diputados hablan simultáneamente,
y suena la campana.

Sr. Presidente (Cámpora). - Continúa con la palabra el señor diputado por Entre Ríos.
Sr. Santander. - Concepto de plebiscito en lo que tiene de prepotencia, de irresponsabilidad en la acción...

-Varios señores diputados hablan simultáneamente.

Sr. Presidente (Cámpora). - No interrumpan los señores diputados al orador que está en el uso de la palabra.
Sr. Santander. - Ese es el concepto que estoy calificando, y que los señores diputados insisten..
.
-Varios señores diputados hablan simultáneamente.

Sr. Presidente (Cámpora). - La Presidencia vuelve a rogar a los señores diputados que no interrumpan al orador que está en el uso de la palabra. Continúa con la palabra el señor diputado por Entre Ríos.
Sr. Santander. - Esa mayoría, que se jacta a cada instante de serlo, con todos los instrumentos coercitivos que este Congreso ha sancionado, viene todavía a reclamar una ley del tipo de ésta que va a considerar la Cámara, y cuyo efecto psicológico único será el que señalaba recién el señor diputado Uranga, de tratar de amilanar a la opinión pública.

-Varios señores diputados hablan a la vez, y suena la campana.

Sr. Santander. - Es para asustar, es para imponer el pánico. El concepto que expongo lo expresa el mismo mensaje, cuando dice: «El efecto intimidatorio que de propósito busca el proyecto...»
-Varios señores diputados hablan a la; vez, y suena la campana.

Sr. Presidente (Cámpora). - Sírvanse no interrumpir al orador los señores diputados.

Sr. Santander. -A los instrumentos con que ya contaba el Poder Ejecutivo hay todavía uno que agregar, al que tengo que recordar con un poco de amargura. Ni el Poder Ejecutivo ni la mayoría han querido derogar la ley 4.144.

-Varios señores diputados hablan a la vez, y suena la campana.

Sr. Santander. - Esa ley no ha sido derogada. Con ella se puede preservar al Estado.
Hay que decir las cosas como son. En la propia redacción del mensaje aparece el subconsciente traicionando. Se quiere intimidar a la opinión, porque quienes alientan estos propósitos están temblando. Se sienten débiles. Están en una situación espiritual desesperada.
Un gobierno de tipo aparentemente revolucionario y transformador es el autor de las leyes más reaccionarias y bárbaras que ha sancionado el Congreso argentino. La mayoría no advierte lo que pasa fuera de este recinto y en el ámbito de toda la República.
-Varios señores diputados hablan a la vez, y suena la campana.

Sr. Presidente (Cámpora). - La Presidencia ruega a los señores diputados que no interrumpan al orador en el uso de la palabra.
Sr. Santander. - La mayoría tiene dispuesto sancionar esta ley, pera ¡cuidado, señores, diputados!, que esto no sea para ustedes mismos…
Nosotros no tememos a esta ley ni a ninguna de las sancionadas por esta mayoría.
Todo este cuerpo legal coactivo y bárbaro es obra de ustedes, que se dicen revolucionarios y transformadores de la vida espiritual argentina... ¿Dónde un movimiento que tenga el propósito de cambiar el ritmo de la historia, ha recurrido a estos procedimientos? Solamente los gobiernos retrógrados, con espíritu del pasado, que tienen miedo a todo, son capaces de imponer un tipo de legislación como éste.
Esta es la verdad.
Sr. Presidente (Cámpora). - Continúa en el uso de la palabra el señor diputado por Entre Ríos.
Sr. Santander. - Debo decir al señor diputado por Corrientes que si yo he tomado el camino que censura, ha sido nada más que contestando conceptos políticos del diputado preopinante del sector a que pertenece el señor diputado.
Con respecto a la segunda parte de su interrupción, me permito recordarle que es exacto que una de las debilidades que las democracias han presentado en el transcurso de los acontecimientos últimos ocurridos en el mundo, ha sido precisamente la generosidad al considerar estos problemas de la seguridad del Estado, pero también- le recuerdo al señor diputado que la legislación dictada al respecto fué de emergencia y no de carácter permanente. Podrá dictarse cuando ocurra un hecho anormal, pero no en una situación como ésta. ¿Estamos acaso en una situación de guerra? ¿No dicen los señores diputados que vivimos en el mejor de los mundos?
¿Que hay tranquilidad y normalidad? Entonces, ¿para qué exigimos esta ley?
Yo me explico que en una situación anormal se dicten leyes de este tipo, pero cuando no ocurre así, es una cosa distinta.
Sr. Roche. - Esta ley es para reprimir a los traidores.
Sr. Santander. - Los traidores pueden estar en la Casa Rosada.
Ahí están...
-Varios señores diputados hablan a la vez, y suena la campana.

Sr. Decker. - Debe retirar esas palabras.
Sr. Presidente (Cámpora). - Señor diputado por Entre Ríos: los señores diputados del bloque de la mayoría invitan al señor diputado a retirar las palabras que acaba de pronunciar.
La Presidencia lo invita también a retirarlas o a explicarlas.
Sr. Santander. - Yo he dicho que hay que ir a buscar a la Casa Rosada, porque en el Ministerio de Obras Públicas están los ex redactores del diario «El Pampero», de quienes se comprobó por una comisión nombrada por la
Cámara, que se hallaban, al servicio de los intereses de Alemania.
Sr. Roche. - ¡Usted ha dicho otra cosa, y debe retirar esas palabras!

-Varios señores diputados hablan simultáneamente.

Sr. Presidente (Cámpora). - Señor diputado por Entre Ríos: a petición de los señores diputados del bloque de la mayoría, la Presidencia lo invita respetuosamente a retirar las palabras que acaba de pronunciar hace unos momentos o a explicar el alcance y el concepto.
Sr. Santander. - En la Casa Rosada están, hé dicho, señor presidente...
Sr. Roche. - ¡Dijo que están los traidores!
Sr. Santander. - En el Ministerio de Obras Públicas, donde están todos los ex redactores del diario «El Pampero», que una comisión nombrada por la Cámara comprobó estaban al servicio de la embajada alemana.
Sr. Decker. - ¡Que retire sus palabras!

-Varios señores diputados hablan a la vez.

Sr. Santander. - Me han interrumpido. Eso es lo que he dicho.
Sr. Presidente (Cámpora). - El bloque de la mayoría no interpretó así o no oyó sus palabras, señor diputado. Nuevamente la Presidencia invita al señor diputado por Entre Ríos a retirarlas o a explicarlas.
Sr. Visca. - Que la Cámara resuelva que se le retire la palabra.
Sr. Santander. - Cuando estaba hablando, me interrumpieron.
Sr. Zavala Ortiz. - ¿A quiénes quieren desagraviar? ¿A los ex redactores de «El Pampero », a los nazis?
Sr. Presidente (Cámpora). - No está en el uso de la palabra el señor diputado por Córdoba. Señor diputado por Entre Ríos: para aclarar la explicación, la Presidencia le pregunta si se ha referido a la actualidad o a épocas anteriores, y a qué personas se refiere.
Sr. Santander. - Me he referido a la actualidad: a los redactores de «El Pampero», que están actualmente en la Casa Rosada. Esa es la intención.
Sr. Vischi. - Es una cobardía.
Sr. Santander.-No es cobardía. Yo me responsabilizo de las cosas que digo.

-Varios señores diputados hablan a la vez, y suena la campana.

Sr. Decker. - Que se le retire el uso de la palabra.
Sr, Santander. - Será una sanción injusta, porque no se me ha permitido concluir mi pensamiento.

-Varios señores diputados hablan a la vez, y suena la campana.

Sr. Visca. - Señor presidente: el señor diputado por Córdoba acaba de hacer una imputación que no corresponde al señor diputado por Santa Fe. Le pido a la Presidencia que lo, invite a retirarla.

-Hablan varios señores diputados a la vez, entre ellos el señor diputado Frondizi, y suena la campana.

Sr. Presidente (Cámpora). - La Presidencia llama a la serenidad al señor diputado por la Capital. Tiene la palabra el señor diputado por la Capital.
Sr. Santander. - Estaba en el uso de la palabra, señor presidente.
Sr. Presidente (Cámpora). - Ha vencido el plazo de que disponía para hacer uso de la palabra el señor diputado por Entre Ríos.





























Fuente: Honorable Cámara de Diputados de la Nación Argentina.

No hay comentarios:

Publicar un comentario