Páginas

miércoles, 24 de octubre de 2012

Fernando de la Rúa: "Ahí andaremos juntos, Gobierno y Partido; Partido y Gobierno" (3 de diciembre de 1999)

Es un acto de profunda emoción para mi. Es el último acto que cumplo como Presidente del Comité Nacional de la Unión Cívica Radical. Y quiero agradecer a los radicales de todo del país, el apoyo y el esfuerzo que pusieron a lo largo de este año. Quiero agradecer especialmente a los miembros del Plenario del Comité Nacional y a quienes integraron la Mesa Directiva. En particular al Vicepresidente Iº, el Senador Leopoldo Moreau. Porque en circunstancias en que mi tiempo estaba absorbido por la campaña electoral, el cubrió las instancias y las necesidades de la conducción partidaria. Corresponde que el Presidente del
 Comité Nacional haga un informe a la Asamblea, en rigor este puede ser breve, no nos ha ido tan mal. Hemos triunfado y hemos llegado a la Presidencia de la Nación y esto es fruto del esfuerzo de todos. Es el trabajo de la Alianza que constituimos. Era una experiencia inédita e histórica que nos abrió las puertas del reencuentro con las mayorías nacionales. Por eso, quiero agradecerles a todos y saludar a los nuevos delegados que vienen y a la nueva conducción que tendrá una responsabilidad distinta y trascendente. La nuestra fue el del ejercicio de la oposición para constituir la alternativa de gobierno. Este objetivo fue logrado. La nueva, debe trabajar junto al gobierno elegido por el pueblo, ayudándonos a reafirmar los valores compartidos y avanzar por el camino del progreso, de la justicia, de la solidaridad que esperan todos los argentinos. Por eso, quiero saludarlos a todos muy especialmente y saludar desde aquí a todos los correligionarios, correligionarias y miembros de la Alianza que en cada provincia dieron su batalla, en este año singular caracterizado por una sucesión de elecciones que demandó un enorme esfuerzo para todo el partido. En algunos lugares tuvimos amplio éxito y nuestros Gobernadores fueron reelegidos o accedimos al Gobierno de algunas provincias.
 En otros casos el resultado fue reñido y sabemos bien, como en el caso de Jujuy que Gerardo Morales debió acceder a la Gobernación de la Provincia. Y estamos ahora viviendo los días de la transición y a partir del 10, tendremos la responsabilidad del Gobierno de la República. Sabemos las dificultades que nos dejan, la disipación existente, los graves endeudamientos creados, las deformaciones que existen, lo que califiqué como una grave crisis económica, social y moral en la República que debemos revertir. Y, lo haremos poniéndonos de pié, trabajando con una férrea adhesión a los principios éticos que han caracterizado la acción histórica de la Unión Cívica Radical y los principios permanentes de la alianza que constituimos. Con una firme solidaridad con la gente que es lo primero, porque venimos a trabajar por el pueblo que se ha sentido excluido y marginado y porque venimos a luchar por un orden social justo, basado en una Argentina en crecimiento, una administración sana del Estado y un equilibrio federal que permita el desarrollo de las economías regionales, Ahí andaremos juntos, Gobierno y Partido; Partido y Gobierno. Estoy seguro de los consejos, las advertencias y la tarea del partido y de su Comité Nacional serán de enorme valor para la gestión del Gobierno. La democracia es cada vez más participativa. Requiere la opinión limpia y generosa de los más que se puedan, de los honrados y de los capaces, para encontrar el rumbo en estos tiempos difíciles donde la globalización se disemina como una neblina por el conjunto del planeta, donde genera exclusión y marginamiento en un cuadro donde ha aumentado el desempleo y la gente espera de los gobiernos acciones para crear más trabajo y brindar mas justicia. Soy consiente como lo son ustedes de la gravedad del ahora y de la magnitud del desafío. Estoy confiado, sin embargo, de avanzar por camino seguro. Porque tenemos el apoyo formidable de una fuerza como ésta, como la nuestra, como la de la Unión Cívica Radical, como la de todos los partidos que constituimos la Alianza, donde está la caracterización plural de las ideas.
Tenemos un objetivo único y concreto en defensa del ser argentino, del valor humano, de los principios éticos y de la dimensión de la justicia. Por eso estoy seguro que iremos hacia delante. Estos días son especialmente graves porque el mundo saluda la transición, la ejemplaridad democrática y las actitudes constructivas del mensaje de una anunciada en general colaboración para el gobierno electo, que no es sino respetar la voluntad popular. Hemos sido elegidos por una enorme mayoría, hemos ganado en casi todas las provincias argentinas, entonces es lógico que el principio democrático haga que se respete al nuevo gobierno y las medidas que proponga. Y así se ha planteado en las declaraciones. Pero hay un hecho concreto y urgente. Cuando hemos reclamado que antes del 10 de diciembre, fecha de asunción del gobierno debe estar aprobado un presupuesto, un presupuesto serio y realista, que recoja la realidad del déficit que dejan y las medidas adecuadas para conjurar la situación económica que se vuelve riesgosa para las demandas de la mayoría de los argentinos. Frente a esto, ante los anuncios de colaboración que luego no se confirman en los hechos. Yo quiero exhortar desde aquí, a que se actúe con la grandeza y generosidad que la hora exige, porque lo que está en juego es la suerte de un país, ante que la de un gobierno o de un partido. Y en este marco formidable del federalismo argentino, de la separación de los poderes, que actúen todos con el sentido de responsabilidad que la hora impone, para corregir las deformaciones que se dan en la escena económica. Lograr los equilibrios financieros que hacen falta y poder emprender con paso seguro el camino de las reformas sociales indispensables ante un pueblo que ha sufrido las consecuencias de la desviación y la inequidad en la distribución de los recursos y de los beneficios. Vamos a luchar todos, el Partido desde su escena con su advertencia y su mensaje. El Gobierno desde su responsabilidad y con el ejercicio austero, ecuánime y transparente de la gestión para la que ha sido elegido. Tenemos una enorme responsabilidad ante el pueblo, una historia a la que honrar y un mandato al cual servir. Venimos a cumplirlo. Hemos llegado al término de este camino, de la Presidencia del Comité Nacional, al cumplirse dos años del día en que fuimos elegidos con nuestros queridos amigos. Los integrantes de la Mesa, los delegados al Plenario del Comité Nacional, el representante de la Juventud aquí presente, a quién le agradezco todo lo que ha hecho en una lucha que ellos empezaron a movilizar a partir de aquellas inolvidables jornadas en Catamarca. Fue largo el camino, de trabajo intenso. Recorrimos toda la República. Con Chacho Alvarez anduvimos en todas partes, estrechamos miles de manos, recibimos a raudales el mensaje de la esperanza contenida, del reclamo emocionado de un pueblo que quiere reencontrar el camino de la justicia. Y así llegamos hoy a entregar la posta en el Comité Nacional y a continuar la lucha desde el lugar que nos ha señalado el pueblo.
Tenemos la conciencia del deber cumplido. Actuamos con ecuanimidad, compromiso y transparencia; y hoy podemos exhibir ante la Unión Cívica Radical, ante la Alianza que hemos logrado la confianza del pueblo y el triunfo electoral y, que el día 10 tendré el honor y la responsabilidad de asumir la Presidencia de la Nación para todos los argentinos, porque voy a ser el presidente de todos los argentinos, no del Partido, no de una facción, así lo hemos sentido siempre nosotros, que el país está por delante, que por sobre todo somos argentinos y que las necesidades y las urgencias no tienen color político, sino que la sufre cada hombre y cada mujer concreto al cual nos debemos. Por eso, les agradezco a todos el apoyo que nos brindaron y los convoco a todos a la tarea conjunta que tenemos que seguir realizando. Dentro de un momento, consagraremos la nueva conducción de la UCR y debo decir mi alegría, mi íntima satisfacción que es compartida con todos, de que después del susto que nos dio esté aquí con nosotros el doctor Raúl Alfonsín (aplausos). Así que luego se darán los pasos formales, confío que este Plenario lo tendrá en cuenta para la conducción que viene (risas). Y quiero pedirle, al dejar la presidencia, a una de las radicales con más experiencia en la vida del partido, que ocupe la presidencia provisoria para este trámite. A partir de este momento, dejo la presidencia del UCR y me incorporo como un delegado más por la Capital Federal a la sesión plenaria que se desarrolla.

Amigas y amigos a triunfar, muchas gracias. Con fe en el futuro y confianza en el pueblo






















Fuente: Pagina del Comite Nacional de la UCR.

No hay comentarios:

Publicar un comentario