Páginas

viernes, 24 de agosto de 2012

Diego Luis Molinari: "Debate por la Nacionalización del Petróleo" Parte IV (28 de julio de 1927)

—Se procede a la votación nominal —Practicada la votación nominal: Votación

Sr. Secretario (Gonzalez Bonorino). Han votado 66 señores diputados por la afirmativa y 50 por la negativa.

Sr. Molinari. Pido la palabra.

Nunca como en este momento hablo con tan profundo conocimiento acerca de que con la actitud que vamos a asumir los representantes de la Unión Cívica Radical obramos en salvaguardia de los mas caros y sagrados internes de la Nación.

La Cámara, por una conjunción circunstancial de sus grupos políticos, salvo rara y honrosa excepción, ha adoptado como base de la discusión acerca del petróleo la orden del día 95, que no es mas que el disfraz de los dos  fundamentales principios que dije iban a servir de base a la representación de la Unión Cívica Radical para encarar la solución de este grave asunto.

La orden del día 95 no es nada más que la apariencia de la nacionalización, y el país debe saberlo.

La cuestión que planteo es previa, mucho más de lo que era de privilegio la que ayer planteo el señor diputado.

La orden del día 95 no es más que la apariencia de la nacionalización.

Hemos dicho que para nosotros la cuestión de la nacionalización de las minas de petróleo tiene dos aspectos indestructiblemente ligados entre si: uno es el de que los yacimientos son bienes privados de la Nación, contenidos en la orden del día 77; el otro es de que la explotación debe ser hecha directamente por el Estado.

La orden del día 95 no hace más que dar cabida al capital extraño para que la más grande, la más proficua y la más solemne garantía de nuestra grandeza y prosperidad, venga, quizás, a estar en manos de quien debe estar en el futuro. Frente a esta situación, dada la gravedad del asunto y consecuente con las palabras que pronuncie al iniciarse la sesión, declaro en nombre de la representación de la Unión Cívica Radical, que nos retiramos ahora del recinto, porque no queremos asumir la responsabilidad de esta actitud, de verdadero despojo de la Nación. (Aplausos.)

—Se retira gran parte de los diputados del sector del centro. Se oyen exclamaciones desde los otros sectores y el presidente agita la campana.
































Fuente: Hipólito Yrigoyen "Pueblo y Gobierno" Politica Emancipadora Reforma Patrimonial Volumen II Petróleo, Editorial Raigal, 1953. Recopilación hecha por Roberto Etchepareborda y Tito Leoni.


No hay comentarios:

Publicar un comentario