Páginas

domingo, 29 de julio de 2012

Ricardo Balbin: "Hay que saber quienes son" (septiembre de 1977)

Cumplo con el deber inexcusable y la irrenunciable obligación de expresar la indignada protesta y requerir  el esclarecimiento de los hechos de los que resultaron víctimas en la ciudad de La Plata los jóvenes profesionales Dres. Sergio Karakachoff y Domingo Alberto Teruggi, el primero de los cuales integraba la H. Convención Nacional de la UCR la que definió el cambio en paz y la unión de los argentinos. 
No hacerlo, importaría una complicidad con el silencio y serviría a la proliferación del miedo o la intimidación, que tanto perjudica y malogran la vida de los pueblos, Hay que saber el porqué y quiénes son, sancionar severamente y comprender que los enemigos del orden están en el frente oculto, pero también infiltrados en las filas de los mejor intencionados, a los que el país quiere servir con lealtad y sin impaciencias. 
Nuestra protesta contra todas las formas de la violencia no es de ahora, sino que constituye una línea de conducta jamás quebrantada, cualquiera fueran las circunstancias que le tocara vivir a la República.
Hemos sido los primeros en advertir al país contra las exteriorizaciones que se insinuaban, pagando los precios políticos que fueran, pero con la clara conciencia de estar sirviendo la causa de la unión en el marco de la convivencia pacífica. 

Han ocurrido muchos hechos deplorables, producto de la irracionalidad y del desprecio por los derechos humanos, que caracteriza la acción de los violentos. En cada uno estuvimos con nuestra actitud condenatoria y reclamando siempre el total monopolio de la fuerza en manos de los organismos de seguridad, que deben ser los únicos, titulares de la preservación de la vida y de los derechos de la ciudadanía, así como que ellos, son lo que pueden encaral; con legitimidad, la represión de todas las formas que subviertan el orden jurídico. 
El país aumenta su desconcierto en la medida que aparezca la impunidad de los grupos agresores, yel temor que generaliza y confunde son elementos negativos para la real recuperación de Argentina. Se necesita actuar con suma energía para evitar que estos hechos se sigan repitiendo y tennine esta siembra de odios que facilitará la descomposición social del país. La seguridad y la convivencia pacífica entre los argentinos, constituyen los máximos valores a custodiar por todos, cada uno en su propia responsabilidad, pero con la absoluta convicción que servimos las causas más nobles, como son la del hombre y la sociedad que lo integra. 
Formulo esta declaración a título personal, con el único objeto de evitar interpretaciones o equivocados razonamientos que provoquen perjuicios.






























Fuente: El 9 de septiembre de 1977, los abogados y dirigentes radicales: Sergio Karakachoff y Domingo Alberto Teruggi, fueron secuestrados en La Plata.  Veinticuatro horas después, aparecieron sus cadáveres, acribillados a balazos.  Los asesinatos motivaron el discurso de Anselmo Marini, de Ricardo Balbín y del Colegio de abogados de La Plata. Discurso del Dr. Ricardo Balbin en el Colegio de Abogados de La Plata, Septiembre de 1977.

No hay comentarios:

Publicar un comentario