Páginas

jueves, 26 de julio de 2012

Enrique Mosca: "Declaraciones sobre la Intransigencia" (24 de diciembre de 1944)

El momento es de prueba y exige actitudes limpias de calculismos y libres de intransigencias infundidadas.

Esto es incuestionable. El pais no ha salido de la crisis politico-institucional que ha afectado su vida en los ultimos tres lustros y por tanto obrar sin calculismos y libres de intransigencias infundadas en una exigencia realmente patriotica que nadie debe desoír.

Creemos que antes que hombres de partido somos argentinos y que la argentinidad practicada con altivez y desinteres enaltece al radicalismo que hemos abrazado con honestidad de pensamiento y con dignidad ciudadana.

Defender al pais del marasmo y de la corruptela es hacer radicalismo del mas legitimo linaje.

Es lo que hemos venido sosteniendo al señalar la posicion equivoca en que se hallan los llamados "intransigentes". Para no pocos de estos lo primero es el partido; después el pais con sus instituciones libres.

¿Puede concebirse una actitud más antidemocratica?

Cuando el país y las instituciones libres necesitan de todos, hacer cuestiones de partidismos estrecho es servir las conveniencias de sus enemigos.

Una cosa es el acuerdo o el contubernio en base a negociaciones clandestinas mas o menos tenebrosas a espalda de la soberanía del partido y otras las exposiciones de ideas y opiniones vertidas a la luz del día con el espíritu constructivo y dirigido al pueblo radical que algunos quieren mantener sordo-mudo.

Somos muchos los que hablamos un mismo lenguaje; el lenguaje del desprendimiento, sin claudicaciones ideologicas pero sin intransigencia suicidas fundadas en el desconocimiento de la hora histórica  y en el egoismo personal.La posición de los titulados "intransigentes" de la que nos hemos ocupado con frecuencia esta perfectamente señalada. Con el olvido absoluto de las necesidades del pais estos pequeños grupos viven obstaculizando cuanta labor de alguna trascendencia se proyecta.

Y en esa forma favorecen los planes de los enemigos de la libertad de los extremismos de derecha y de izquierda.

La Revolucion del 90 fue un movimiento de conjucion de fuerzas como lo fue antes, el que derribo la tirania de Rosas...





























Fuente: Diario  EL ORDEN, Domingo 24 de Diciembre de 1944

No hay comentarios:

Publicar un comentario