Páginas

lunes, 2 de abril de 2012

José P. Tamborini: "Interpelación sobre intervención a Catamarca y Buenos Aires" (16 de mayo de 1940)

Es verdad, el país necesita escuchar la palabra del Poder Ejecutivo para saber hasta qué grado lo asiste la voluntad de continuar con este esfuerzo laudable, que implica la intervención a las provincias de Catamarca y Buenos Aires, de normalizar la vida institucional del país.
El señor senador veía en estos dos decretos de intervención, violaciones a la Constitución, cuando la opinión pública, la prensa responsable y los hombres extraños a las pasiones políticas, los han considerado como medidas constitucionales, para que el país terminara de una buena vez, de dar este espectáculo de tahúres y fulleros, incapaces de concurrir a un comicio libre y limpio.
Se puede o no estar de acuerdo con nuestro régimen constitucional; pero hay una Constitución vigente y si no somos capaces de cumplirla y la consideramos inadecuada para la vida actual del país, promovamos su reforma por el órgano constitucional pertinente, pero no pretendamos que el país pueda vivir en la mentira perpetuamente, y las provincias, gobernadas por grupos extraños a la voluntad de la soberanía popular de esos Estados, como es evidente de toda evidencia, en el caso de la provincia de Buenos Aires y, como lo ratificaron, en forma clara, los últimos comicios nacionales realizados.
Personalmente, lo declaro con toda claridad y honradez, yo no veo en esto una cuestión subalterna de intereses de partidos políticos, ni creo que sea en beneficio de éste o de aquel otro. Entiendo que continuar esta política, que se inicia con esos dos decretos, es hacer un gran bien al país y restablecerlo en su personalidad moral.



























Fuente: BIBLIOTECA DEL PENSAMIENTO ARGENTINO / V Tulio Halperín Donghi

La República imposible (1930-1945)

No hay comentarios:

Publicar un comentario