Páginas

martes, 5 de julio de 2011

UCR: "Plataforma electoral de la Unión Cívica Radical" (octubre de 1972)

Algunos prosupuestos básicos de la plataforma electoral de la Unión Cívica Radical sancionada en octubre de 1972 fragmentos.


En el proceso trasformador que vive el mundo, al que no es ajeno la Argentina, el Radicalismo aspira a realizar la Revolución que las circunstancias exigen, utilizando el sufragio como el único instrumento de consulta de la voluntad popular en la paz fecunda que descarta la violencia como sistema tanto de los que resisten el cambio, como de los que pretenden imponerlo por iguales medios.

Revolución que nosotros entendemos poder alcanzar a través de una democracia social que busque la liberación del hombre contra todas las formas degradantes del imperialismo capitalista o ideológico y del absolutismo en todos sus aspectos; luchando contra todos los privilegios económicos que nieguen la libertad y la justicia.
El futuro gobierno radical que surja de la consulta popular, libre y sin proscripciones, ejercerá el poder dentro del marco de la Constitución Nacional teniendo al hombre como el protagonista principal y su último objetivo. A estos fines volcará su esfuerzo en la construcción del país del mañana en una Argentina donde el hombre, y sólo él, sea sujeto y objeto del desarrollo tantas veces postergado, transformo el actual sistema capitalista en crisis por una democracia social que asegure la liberación nacional.
La organización de esa democracia social se realizará sobre la  base de que los órganos representativos de la voluntad popular, sean los únicos responsables de dar las bases del planeamiento de la economía, que coloque a la riqueza natural, especialmente a la tierra, de los intereses generales y no de grupo o minorías, apuntalando al desarrollo general y al bienestar social

POR TODO ELLO, LA UNIÓN CIVICA RADICAL POSTULA:


POLITICA NACIONAL
Sancionar una verdadera legislación defensiva de los derechos y libertades constitucionales.
Afianzar la independencia del Poder Judicial y las prerrogativas del Poder Legislativo.
Reafirmar los principios de que el gobierno se fundamenta en la poderosa fuerza que otorga el respaldo de la ciudadanía.
Asegurar que las normas que integran la democracia social mantendrán la vigencia plena de todos los derechos y libertades del hombre.
Garantizar la existencia del pluripartidismo y elecciones libres y sin proscripciones como forma concreta de afianzar la democracia representativa.
Respetar las autonomías provinciales y el régimen de coparticipación impositiva entre la Nación y las Provincias y reconocer a la Región como parte de la estructura económico-social.
Reconocer que el gobierno nacional tiene jurisdicción para cumplir planes de interés nacional en cualquier lugar de la República con intervención de las autoridades provinciales.
Defender al Municipio cono institución natural de existencia necesaria con facultades propias y con amplia autonomía política, administrativa, económica, financiera y social.
Exigir autoridad republicana en la actividad oficial y en los funcionarios públicos.
Dictar una legislación represiva de la inmoralidad administrativa, del enriquecimiento ilícito de los funcionarios y de la actuación incompatible de éstos en intereses privados de empresas monopolistas, de servicios públicos o con intereses en colisión con los del Estado.
Derogación de las leyes represivas, entre otras, aquellas que importan discriminaciones ideológicas, movilización militar de civiles, extrañamiento de extranjeros, fueros especiales, etc., debiendo derogarse la pena de muerte y desterrarse la tortura.

EDUCACIÓN Y CULTURA
La enseñanza debe estar exenta de toda influencia de grupo, clase, raza o sectarismos y propender a la vida y expresión del hombre con plena libertad dentro del orden jurídico de la Constitución Nacional formándolo para la democracia representativa y republicana sobre los principios de la libertad civil y política y la independencia económica y que los capacite para afrontar el proceso de cambio. Sin perjuicios de sus clásicos objetivos: formación, transmisión de la cultura, enseñanza de la técnica e investigación científica. La Educación y la Cultura, en todas sus etapas y manifestaciones, debe tener una orientación humanística.
El estado no debe abdicar su obligación de proporcionar a todos los habitantes igualdad de oportunidades y posibilidades, arbitrando los medios necesarios para educarse por cuanto el no hacerlo vulneraría el principio de igualdad frente a la ley y tornaría ilusorio este deber por parte de la ciudadanía.
Reafirmar la defensa de los principios de la enseñanza pública, laica, común, gratuita, obligatoria y asistencial, acorde con la ley 1420.
El Estado sin perjuicio de la garantía constitucional de enseñar y aprender, fijará los lineamientos de la política educativa, confeccionando los correspondientes planes y programas.
Controlar el funcionamiento de los institutos de enseñanza privada reservándose con exclusividad el otorgamiento de diplomas habilitantes a través de los establecimientos oficiales del nivel correspondiente y por el mismo ente estatal que cumple esa función en la escuela pública.
Recuperar la plena vigencia funcional del consejo de Educación.
Tender a asegurar para la Educación Pública una asignación mínima del 25% del Presupuesto General de Gastos.
Rehabilitar la Escuela Normal con una reestructuración de sus planes y programas que consulten las mas modernas corrientes pedagógicas.
Retornar a la plena vigencia del Estatuto del Docente (Ley 14.473) y descongelar las prestaciones previsionales de los docentes en pasividad.
Erradicación del analfabetismo, el repetismo y la deserción escolar.  Creación de un régimen becario social que posibilite a la juventud a trabajar en lo que estudia.
Régimen permanente y directo de la construcción y conservación de los edificios escolares por la autoridad educacional.
Plena vigencia de los principios de la Reforma Universitaria, afirmando la autonomía de la Universidad, la libertad de cátedra, el gobierno tripartito, la extensión universitaria, la integración de la Universidad al medio social posibilitando asimismo el acceso del pueblo a la Universidad.
El Estado debe promover, incentivar, incentivar, preservar y difundir los valores artísticos, lingüísticos, folkloricos y en general culturales que permitan mantener la individualidad como ser nacional de los habitantes de la República.
Estimular la producción, edición  y difusión del libro argentino. Apoyo a las bibliotecas populares.



Fuente:  Módulo II “Socialdemocracia Clásica”de la Fundación Alem proporcionada por el correligionario Leonardo Moreyra.

No hay comentarios:

Publicar un comentario