Páginas

lunes, 4 de julio de 2011

Diogenes Hernandez: "Vete sereno que aquel que te envía es sereno" parte II (6 de Julio de 1933)

El radicalismo nunca olvidará a su prócer.

Después de haber vivido y realizado desde lo alto de su ancianidad pudo volver la mirada sobre la extensión de los días idos a contemplar la Patria a cuyo servicio se ató con la férrea cadena de un voto casi monástico. Los campos están roturados; la nueva simiente germina bajó la intemperie invernal: la nueva conciencia se agita sordamente bajo el flagelo del infortunio. El sol se hundirá a lo lejos y ya no se verá el amanecer. Próximo está el umbral de la muerte. Entonces, como el labrador para quien la tarea ha concluido, se dirigió con peso tardo al reposo. Vete sereno le hubiera dicho Marco Aurelio, vete sereno que aquel que te envía es sereno.

La muerte cristiana es un galardón ante el cual nada valen las glorias del mundo.

Hipólito Yrigoyen, en nombre del radicalismo de Santa Fe, hasta luego. Seguiremos la orden que hubieras dado, o la del ilustre tribuno: ¡Cierren las filas y adelante!



Fuente:  Discurso pronunciado por Diogenes Hernandez representante del radicalismo santafesino el 6 de Julio de 1933 durante el entierro al correligionario Hipólito YrigoyenEL ORDEN, Jueves 6 de Julio de 1933 | SANTA FE, Viernes 7 de Julio de 1933

No hay comentarios:

Publicar un comentario