Páginas

domingo, 15 de mayo de 2011

Ricardo Balbín: "Asamblea de la Civilidad" (12 de marzo de 1963)

 Discurso pronunciado por Ricardo Balbín en los salones de Unione e Benevolenza, el 12 de marzo de 1963, resumiendo el acuerdo de los Partidos Políticos sobre la elección presidencial a realizarse ese año.

La hora política obliga a conocer el pensamiento de todas las agrupaciones. Mi partido tiene su camino perfectamente definido.
Si viviéramos horas de seguridad esta reunión sería innecesaria.
La presencia de todos nosotros sólo pretende buscar los principios de coincidencia e insuflar fe al pueblo en la conducta de los dirigentes políticos. Por eso creo que era fundamentalmente necesario que los hombres que hacen política dieran una  buena noticia.
Cada partido practica la democracia a su manera; sólo pretendemos alcanzar esas bases mínimas, sin afectar el pensamiento de cada una de ellos. El que triunfe en los comicios habrá de cumplir con estos postulados de acuerdo con su filosofía política, pero lo importante es que están dadas las bases, ya que nadie puede tener la razón absoluta.
Este preámbulo que acompaña a la declaración, significa el deseo de que la Argentina se perfile como un pueblo libre.
Yo no haré el examen de la plataforma de mi partido. El país ya la conoce. Accedimos a todo, pero no podemos abandonar algunos principios como la revisión de los contratos petroleros, la política energética y la anulación de los contratos lesivos.
El país decide el 23 de junio su destino. No sé si los comentaristas de hoy lo comprenderán, pero iniciamos hoy el capítulo político del diálogo abierto. El país tiene que saber que los partidos políticos se dieron la mano. 
Yo hago mi oración por el destino del país.




























Fuente: Ricardo Balbín Defensor de la Libertad, 1998.





No hay comentarios:

Publicar un comentario