Páginas

jueves, 24 de marzo de 2011

Raúl Alfonsín: "El radicalismo pelea por la libertad" (abril de 1974)

Mucho cuidado con cualquier rebrote de característica fascista. Nosotros tenemos la obligación de alertar al pueblo argentino acerca de lo que pueda suceder con respecto a esto, porque solamente sobre la base de la participación de todos es como lograremos concretar nuestro país, afianzar la democracia en la República. De ninguna manera podemos tolerar ni siquiera el silencio haciéndonos los distraídos, suponiendo que se trata nada más que de problemas internos de un partido político; de ninguna manera podemos tolerar en silencio esto que observamos hoy como una escalada de la derecha que está cobrándose vidas permanentemente en los sectores populares. El radicalismo pelea por la libertad a secas. No solamente por la libertad de los radicales. No nos importa quiénes son los que están perseguidos, quiénes son los que mueren, cuáles son sus ideas. Lo que interesa es que nosotros sepamos cumplir con nuestra obligación y denunciemos ante el pueblo argentino esta escalada que empieza a ser siniestra en la República. Que hoy se cobra sus vidas en un sector, pero que solucionado el problema en el sector, le tocará luego a otro. No puede ser, que cuando al Presidente no le gusta una pregunta, someta ajuicio a una periodista. No puede ser, que cuando al secretario de prensa no le gusta un diario, lo cierre. No puede ser, que cuando a un jefe de policía no le gusta un gobernador, lo destituya. El radicalismo no puede  tolerar estas cosas. Enfrentarlas no es conspirar contra el diálogo, ni contra las próximas elecciones. Todo lo contrario. Callarlas significaría convertirnos en cómplices.




























Extractado del libro "El radicalismo en tiempos de oscuridad" de Pedro Calvo,2010.

No hay comentarios:

Publicar un comentario