Páginas

lunes, 7 de junio de 2021

Arturo Frondizi: "1° Congreso contra el racismo y el antisemitismo" (6 y 7 de agosto de 1938)

La Liga Argentina por los Derechos del Hombre me ha confiado la honrosa tarea de saludar en su nombre al Congreso, con calurosa palabras de adhesión, que serán brevisimas en homenaje a la labor que el mismo debe realizar.

La Liga, cuya representacion invisto en estos momentos con destacados camaradas, aceptó complacida la invitacion que se le dirigiera para enviar una delegación porque, consecuente con las normas de acción que se ha trazado, está dispuesta a exponer sus puntos de vista, siempre que se debatan cuestiones que puedan afectar algunos de los derechos de la personalidad humana.

Fue precisamente por ese motivo que al reunirse la Conferencia de Evian, la Liga se dirigió telegraficamente al delegado argentino, Dr. Le Bretón, expresando el deseo de que su presencia en la misma fuese “... testimonio de los amplios principios juridicos argentinos por la libertad y el derecho sin distinciones politicaas, religiosas ni raciales, formulando votos por resoluciones efectivas que traduzcan en accion positiva la proteccion a los hombres perseguidos por la intolerrancia y la barbarie”; y al Presidente de la Conferencia para hacerle llegar el sentimiento de adhesión con que seguimos “... el movimiento internacional de gobiernos y pueblos para prestar su ayuda en las presentes circunstancias a las victimas de las persecuciones” y la necesidad de que las naciones democraticas se unan para “... terminar con este estado de cosas que divide la raza humana para erigir la intolerancia regresiva en expresión de fuerza moral constructiva”, porque “... los hombre del mundo deben encontrar asilo aseguro en el seno de las sociedades civilizadas sin consideración a sus ideas politicas, creencias religiosas o condiciones raciales”.

Con ellos, la Liga Argentina por los Derechos del Hombre no hace sino cumplir su declaración de principios, que después de enunciar los derechos fundamentales del hombre, proclama que tales postulados “... son extensivos a toda la humanidad, sin distinción de raza o de nacionalidad”.

Como no he venido a cumplir una fria formalidad protocolar, no puedo dejar de expresar la satisfacción que experimento en presencia de esta magnifica expresión del pensamiento liberal y democrática argentino, en esta hora en que el extravio de intereses y pasiones están llevando a distintos pueblos al desconocimiento de principios sin los cuales no puede desarrollarse la personalidad humana, no puede existir cultura, no puede vivir civilizacion.

Y necesario y útil es el Congreso en estos momentos en que la ola del racismo se extiende definitivamente a otros pueblos; para afirmar, desde estas tierras americanas, la inquebrantable voluntad de mantener las normas que aseguran la libertad para todos los hombres del mundo que quieran habitar el suelo argentino. Y repetimos esta frase del preambulo de nuestra Constitución, tantas veces recordada, para que ella se cumpla en realidades eficaces. Porque la Republica Argentina no puede ni debe torcer esta linea de conducta para inagurar una politica inmigratoria que cierre las puertas de nuestro territorio a hombres aptos, fisica y moralmente, merced a un examen de sus ideas o una investigacion de su raza, cuando las dilatadas extensiones de nuestra tierra están reclamando material humano que se extiendad, para fecundarlo, por todos los ámbitos del país.

Es necesario que sepan el país y el mundo que personas de todos los sectores ideológicos y políticos se han reunido para estudiar los problemas que plantea al hombre en su condición de tal, y a la Nación, como entidad politica, el racismo y el antisemitismo -dos manifestaciones de un fenomeno único- exponiendo con valentia y claridad las conclusiones a que se arribe.

Con estas palabras dejo cumplida la misión que me encomendara la Liga Argentina por los Derechos del Hombre, y termino formulando votos por el éxito de las deliberaciones de este Congreso, del que tanto espera la opinión democrática de nuestro país y del continente.

Acta del Primer Congreso contra el Racismo y el Antisemitismo que se celebró en el país cuatro meses después del acto nazi en el Luna Park.


Fuente: Discurso del Dr. Arturo Frondizi, delegado de la Liga Argentina por los Derechos del Hombre en las “Actas del Primer Congreso contra el racismo y el antisemitismo” - Sesiones celebradas en el H. Concejo Deliberant de la ciudad de Buenos Aires los dias 6 y 7 de agosto de 1938 – Publicación oficial del Comité contra el Racismo y el Antisemitismo de la Argentina – Buenos Aires, 1938.

No hay comentarios:

Publicar un comentario