Páginas

viernes, 9 de febrero de 2018

Diego Mazzieri: "Perón 1964" Replica al senador Fernando de la Rúa (13 de agosto de 1986)

Diario La Nación, 13 de agosto de 1986


PERÓN 1964


Señor Director:

En carta de lectores del 5 y del 7-8-86, el Señor almirante Isaac Francisco Rojas y el Senador Fernando De la Rua se refirieron a dos episodios de la vida política argentina con enfoques dispares.

Como tuve activa participación en el segundo el frustrado regreso a la Argentina de Juan Domingo Perón, en diciembre de 1964-, debo señalar que el senador De La Rua, que alude a la verdad histórica, se aparta de la verdad como lo demostrare.

Tras el larguísimo silencio que he guardado al respecto, debo ahora puntualizar como ocurrieron los hechos, así tendrán la fisonomía que les corresponde: lino de los primeros días de diciembre de 1964, alrededor de las 22, llama par teléfono a mi casa el entonces embajador de España en la Argentina, José María Alfaro y Polanco, con quien me unía una amistosa relación. Me dijo -casi textualmente-, que en nombre del gobierno español ponía en conocimiento del argentino que ese día Perón había embarcado en Barajas con destino a Buenos Aires. Agrego que efectuaba esa in formación en forma urgente y par mi intermedia, ya que el canciller, Miguel Ángel Zavala Ortiz, se encontraba en los EE. UU.

De inmediato me dirigí a casa de gobierno para informar la novedad al Presidente Illia. Me recibid interrumpiendo una comida, dado que manifesté a su edecán la extrema necesidad de verlo con urgencia, sin dar razón de ello.

Una vez que impuse la novedad al señor presidente de la Nación Illia, este se preocupa y me ordeno que hablara con el Señor ministro del Interior doctor Juan Palmero. Lo hice de inmediato, a los efectos de adoptar las medidas necesarias para preservar el orden publico que ese viaje podría eventualmente alterar.

El ministro Palmero, se limito a decir que no creía esa versión. Le insistí que no era una versión sino información de la embajada.

Ante la negativa de Palmero fui al primer piso de la Casa Rosada y explique a Illia el dialogo mantenido. Illia, QUIEN NO QUERIA QUE PERON PISE SUELO ARGENTINO, dispuso que explicara los hechos al Doctor Leopoldo Suárez, ministro de defensa a cargo de la cartera de Relaciones Exteriores. Así la hice.

De madrugada se realiza la entrevista con Suárez en su despacho, con la Presencia de los de Ejercito, General Ávalos, de Marina, Almirante Pita, y de la Fuerza Área, Brigadier Romanelli. A el la fue citado el ge rente de Iberia en Buenos Aires, requiriéndosele informe sobre el vuelo, horarios estimados y nomina de pasajeros, al mismo tiempo que se le hacia saber que a partir del momento en que el avión que transportaba al Ex Presidente ingresaría en cielo argentino VOLARIA A SU PROPIO RIESGO...

Al día siguiente al promediar la mañana, llego inmediatamente DE LOS EE. UU el doctor Zavala Ortiz. Le envíe a Ezeiza la información del viaje de Perón. La trascendencia de este impidió el recibimiento que marcaba el protocolo y la habitualidad.

Entretanto había hablado cuantiosamente con nuestro embajador ante Itamarati, Carlos Fernández, para que tuviera informada a la Cancillería del viaje iniciada par Perón.

El doctor Zavala Ortiz se dirigid a entrevistarse urgente con Illia y en seguida a la Cancilleria. PERON NO TENIA QUE VOLVER.

Sin tiempo para saludarlo, pues no me aviso de su llegada, recibí un llamado telefónico desde Río de Janeiro de! embajador Fernández para comunicarme que en contra de mis instrucciones, el doctor Zavala Ortiz le había dado ordenes concretas y precisas de GESTIONAR ANTE EL GOBIERNO DE BRASIL la intercepción del vuelo. PERON NO TENIA NI QUE ESTAR EN AIRES ARGENTINOS.

Con la consiguiente sorpresa liable con el ministro y le expuse mi posición, de que un problema argentino debía de solucionarse entre argentinos.

Con la consiguiente sorpresa liable con el ministro y le expuse mi posición, de que un problema argentino debía de solucionarse entre argentinos.

Después de muchos años puedo decir sin arrebatos que conformo el primer escalón para que el 3-6-65 presentara mi renuncia al cargo de Subsecretario de Relaciones Exteriores, embajador extraordinario y ministro plenipotenciario, con acuerdo del Senado y REPRESENTANTE ESPECIAL ANTE SU MAJESTAD BRITANICA.

(...) De la Rua en su versión miente.

No puedo dejar de recordar con tristeza y no olvidada vergüenza argentina, que por orden de Zavala Ortiz debí ser trasladado a Brasil para agradecer a su representante, Decio de Moura, EN NOMBRE DE ILIA A Y EL GOBIERNO ARGENTINO, LA INTERVENCION DE SU PAIS PARA DETENER EL VUELO, Y QUE EL GOBIERNO PUEDA SALVARSE DE UN TAMANO PROBLEMA COMO EL REGRESO DE PERON AL PAIS.











Fuente: “Perón 1964” Replica al senador Fernando de la Rúa en carta de lectores de Diego Mazzieri en el Diario La Nación, 13 de agosto de 1986.

No hay comentarios:

Publicar un comentario