Páginas

sábado, 14 de octubre de 2017

Ramón Columba: “Sánchez Sorondo, el frac y la banda presidencial de Yrigoyen” (1949)

Para mí, la más sugestivas y curiosa de todas las anécdotas que se pueden narrar sobre Sánchez Sorondo es esta:

Siendo Presidente Provisional de la Nación, en 1931, en los días en que el General Uriburu se ausentó al norte del país, tuvo que recibir a un ministro extranjero acreditado ante nuestro gobierno, y la ceremonia protocolar debía realizarse con las formalidades de costumbre. La primera de ellas es la de que el presidente, vestido de gala y con la banda oficial, lo reciba en el Salón Blanco de la Casa Rosada.

Frac tenía el Ministro del Interior, encargado interinamente de la presidencia, pero, banda, no. ¿Qué hacer? No había tiempo de mandar a bordar el sol sobre una cinta argentina y dotarla de sus borlas características. 

-Excelencia: la situación esta salvada. El Presidente Yrigoyen, al abandonar su despacho, dejó aquí su banda- es la información de un empleado del ceremonial.

En política, lo inesperado, lo que uno menos piensa, está permanentemente acecho de los acontecimientos. Esta vez es, en Sánchez Sorondo, la banda de Hipólito Yrigoyen. ¿Quién iba a decir, en 1919 cuando el irreconciliable opositor proponía el juicio político contra el presidente radical por ser su gobierno –según dijo- “una dictadura en marcha”, que once años después tendría su corazón palpitando bajo esa misma seda “dictatorial”, puesta sobre su pecho en carácter de jefe suplente de una revolución que desde el gobierno ejercía.




El Sr. Ministro del Interior Dr. Matías Sanchez Sorondo en frac con la banda presidencial del ex Presidente de la Nacion Dr. Hipólito Yrigoyen.







Fuente: El Congreso que yo he visto Tomo II (1914-1933) de Ramón Columba, Editorial Columba, 1949.

No hay comentarios:

Publicar un comentario