Páginas

viernes, 3 de marzo de 2017

Reinaldo Elena: "Tomás Le Bretón y la Universidad Popular de La Boca" (7 de junio de 1961)

Se ha cumplido recientemente el cuarenta y cuatro aniversario de la fundación de la Universidad Popular de la Boca. Fue esta, ciertamente, una obra de gran trascendencia en su época, Sus proyecciones fueron inmensas, A poco de abrir sus puertas, en la misma metrópoli, en Rosario, en Corrientes y en otras ciudades, establecimientos de educación similares, iniciaban una obra destinada a dar capacidad a la juventud para el ejercicio de actividades útiles, con un sentido practico y positivamente constructivo. Pues la enseñanza que, desde su hora inicial, se impartió en estas Universidades populares -hoy diseminadas en todo el país, a punto tal que es difícil hallar un pueblo o ciudad que no cuente con una de ellas- tuvo un objetivo progresista de gran amplitud social.

El fundador de la Universidad Popular de la Boca fue un eminente hombre de estado, un ciudadano probo y laborioso, infatigable, incansable en la realización de grandes iniciativas de alcance educacional. No solo en este caso brilló su talento. Ocupó altas posiciones públicas, y en esta misma Cámara actuó con eficacia y competencia, demostrando una predilección muy particular por el estudio de los problemas que afectaban a la vida del campo y al bienestar de la comunidad. Pero no voy a referirme a estos aspectos -muy vastos- de la biografía del doctor Le Bretón, para fundar mi proyecto de resolución. Me bastan los títulos que ofrecen a la posteridad su limpia ejecutoria de hombre entregado con afanes claros a la formación ética de la juventud. Y en este sentido la obra que emprendió desde la Universidad Popular de la Boca, es de las que definen y robustecen conceptualmente una personalidad.

Al referirse a su señera figura en oportunidad del homenaje que le tributara a su memoria esa Institución -el 2 de junio ppdo--el orador de la jornada señaló el hecho -muy lamentable por cierto – de que ni una escuela, ni una calle del municipio porteño ostente su nombre. Cuando se es tan generoso en el ejercicio de este atributo, no puede admitirse que se incurra en una omisión tal con un ciudadano de tan relevantes calidades morales y cívicas como en su recta vida, las ofreciera el Dr. Le Bretón. Por eso, haciéndome eco de esas legítimas aspiraciones - que son sin duda las aspiraciones coincidentes de más de cien mil alumnos que pasaron por las abiertas aulas de la Universidad Popular de la Boca, la primera en su género fundada en el país, presento este proyecto de resolución con el preciso objeto de que se repare en parte tan injustificable olvido.








Fuente: “Designando con el nombre del Doctor Tomás Alberto Le Bretón, a una escuela de la Ciudad de Buenos Aires” Proyecto de Resolución y Fundamentos del Dr. Reinaldo Elena, 7 de junio de 1961.

No hay comentarios:

Publicar un comentario