Páginas

miércoles, 9 de noviembre de 2016

Crisólogo Larralde: "Aspectos economicos del programa de la UCR del Pueblo" (18 de febrero de 1958)

La UCR del Pueblo, enfrentada en estos momentos a una coalición totalitaria, de la que no están ausentes el comunismo y el fascismo, considera que estos propósitos no serán de posible realización si el 23 de febrero triunfa el pueblo y se afianza la democracia.

Nuestro partido, el radicalismo del Pueblo, se bate y esta seguro de su victoria contra una mentalidad estatizante, definida como totalitaria al asociarse públicamente con expresiones dictatoriales y negadoras de Dios. Tal como aconteció en la elección última del 28 de julio de 1957 triunfaremos.

El radicalismo del Pueblo declara que es deber patriótico defender la industria argentina, no solamente porque ella es la primer cliente de nuestra agricultura y de nuestra ganadería, de los productos de minería, pesquería, forestales, etc., sino también porque es una fuerza de primera magnitud en la conquista de nuestra independencia económica. Bien es cierto que el campo argentino es el principal productor de divisas en el momento actual, pero es igualmente verdad que debemos a la industria argentina la ocupación plena de que disfruta el país, la diversificación de los productos que hacen posible la expansión de los consumos populares y el grado de independencia alcanzada con relación a un interés foráneo lanzado a la conquista y al dominio de nuestra economía.

Nosotros somos decididamente industriales y sostenemos que el país no debe ahorrar sacrificio alguno para liberarse de la sangría que constituyen muchos rubros de importación, para mejorar los consumos del pueblo, asegurar la plena ocupación, contribuir a la elevación constante del nivel de vida y mantener una creciente demanda de nuestros productos agropecuarios, mineros y forestales.

Son necesarios millones de heladeras eléctricas, maquinas de coser, televisores y radios, lavarropas, cocinas, calefones, millones de unidades de muebles; el pueblo necesita mas vivienda, mas vestimenta, mas calzado, mas educación, mas libros, mas alimentación. En una palabra el pueblo lo necesita todo, porque no tiene nada, relativamente hablando, o casi nada. La satisfacción de esa demanda exige el cumplimiento de un plan de producción que ubicaría a nuestro país en los primeros puestos en cuanto se refiere a ocupación, nivel de vida, rendimiento, etc.







Fuente: Mensaje por Radio Nacional del Titular de la UCR del Pueblo Sr. Crisologo Larralde sobre aspectos económicos para las elecciones próximas del 23 de febrero, 18 de febrero 1958.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada