Páginas

jueves, 10 de enero de 2013

Bloque UCR Diputados: "Nota al Presidente Marcelo T. de Alvear con motivo de la anormalidad institucional de Córdoba" (27 de marzo de 1926)


El bloque de diputados nacionales de la Unión Cívica Radical se dirige al Presidente de la Republica. Las perspectivas amenazantes que ofrecían las renovaciones provinciales y nacionales, por parte de los gobiernos que traicionaron a la Unión Cívica Radical y de los del «régimen, nos decidieron a concurrir a la casi totalidad de los distritos electorales de la Republica, movidos por nuestros deberes de argentinos y estimulados por el apostolado político a que pertenecemos, por cuya obra reparadora se explican nuestras consagraciones publicas.
Habiendo comprobado regresiones inauditas, atentados de todo género, atropellos y vejámenes de todo orden, nos creíamos en el caso de llegar ante V. E. en razón de los supremos conceptos de solidaridad, a que nos hemos referido, para llevar a su conocimiento esas anormalidades, de tal manera que, debemos decir, no hay memoria en la historia de las inversiones de la vida política de nuestro país de un funcionamiento electoral más repulsivo a la seguridad, a las garantías y a la dignidad nacional.
Bajo tan ingrata impresión nos disponíamos a entrevistarnos con V. E., cuando una revelación monstruosa, por su índole y sus proyecciones, nos hizo saber que todas las escalas de las depravaciones estaban consumadas ya, y adquirido proporciones tales que hasta las libretas de enrolamiento militar, que testimonian el carácter de ciudadano y sirven de garantía para el ejercicio del derecho electoral —evidentemente falsificadas— circulaban y se traficaban, descarada e impunemente, en los colegios electorales de la Provincia de Córdoba, quedando derrumbadas así, desde su fase más fundamental y eficiente las conquistas que el pueblo argentino ha alcanzado, desde que esa desoladora realidad no puede dejar duda alguna de que todo el organismo político impreso con tan profundas modalidades éticas, levantado y purificado con tanto esfuerzo, ha sido viciado en su esencialidad misma.
En consecuencia, no es ya posible pensar en ninguna austeridad democrática al respecto, sino mediante una nueva Reparación que extinga, en absoluto, a partir de sus orígenes, todas las perversiones que, fatalmente han germinado a la sombra de las desviaciones y de las connivencias, confabuladas en contra de los imperativos de las soluciones nacionales, sumiéndolos en el lógico desdoro ante los demás pueblos que nos aplaudieron noble y generosamente en la realización de la grande obra.
Plenamente convencidos de que la primordial medida consiste en intervenir de inmediato a dicha Provincia, concluyendo con ese gobierno —que surgiendo al margen de todas las dignidades representativas, era lógico suponer que habría de extremarse, en el transcurso de los días, si necesario le fuera para su sostenimiento, como ha sucedido, sorprendiéndosele en la ejecución de tan infamante delito—, como resolución previa, para entrar en seguida bajo las garantías de la suprema autoridad federal a la sustanciación del proceso que revelara las ramificaciones que se hayan expandido en la Republica, es que la presentamos a la consideración de V. E., invocando nuevamente toda la solidaridad de orden publico que nos vincula a V. E., ya que en este momento tiene en sus manos las atribuciones suficientes para realizarla.
Queda, pues, librada la solución a las patrióticas inspiraciones de V.E.
La presente nota estaba fechada en Buenos Aires, el 27 de marzo de 1926, dirigida a
S. E. el señor Presidente de la Nación, doctor Marcelo T de Alvear", y firmada por las autoridades del bloque: Tomás Zurueta, como presidente, y Guillermo Fonrouge y Leopoldo Bard, como secretarios.

























Fuente: El Radicalismo "Ensayo sobre su Historia y Doctrina" de Gabriel del Mazo, Editorial Suquía 1984.

No hay comentarios:

Publicar un comentario