Páginas

miércoles, 12 de diciembre de 2012

FUBA: "Nota al Presidente del Senado (Elpidio Gonzalez) por la sanción de la ley del Petróleo" (1927)

Señor Presidente del H. Senado de la Nación, doctor D. Elpidio González.
S/D.

Exmo. Señor:
La Federación Universitaria de Buenos Aires, se dirige al señor Presidente, y, por su intermedio, al H. Cámara de Senadores de la Nación, para solicitar de ese alto cuerpo, la solución de un problema que ha entrado a formar parte de la conciencia nacional.
Son bien conocidas las perturbaciones de todo orden que la lucha que sostienen los grandes trusts mundiales por el acaparamiento y dominio de los yacimientos de petróleo, ha producido en los países que, desprevenidos, despreocupados o faltos de aptitud, no supieron legislar oportunamente sobre este mineral.
A diario la prensa mundial informa de las reclamaciones y presiones diplomáticas que las grandes potencias en nombre de los derechos adquiridos por sus ciudadanos o súbditos, ejercen sobre los países menos fuertes o poco organizados.
La Federación Universitaria, cuya presidencia me honro en ejercer, declara que sigue con inquietud creciente los sucesos cuya mención antecede; que ellos se empiezan a manifestarse en nuestro país y que postergándose indefinidamente la solución del grave problema del petróleo argentino se acrecientan profundamente las dificultades que a la juventud tocara resolver mañana. Por lo tanto, considera que es el momento de intervenir con toda la energía, patriotismo y elevados ideales de que es capaz, acerca del Congreso Nacional, con el fin de obtener la pronta sanción de una ley, como la del petróleo, es de incuestionable interés publico y declara, además, que no cesara en su acción decidida mientras tal objetivo no sea alcanzado, porque así lo imponen las exigencias de nuestro presente y la previsión de nuestro futuro.
Experimentamos ya en nuestro país la acción de los grandes trusts de petróleo. Los hechos ocurridos en la provincia de Jujuy, primero, en la de Salta, posteriormente, delatan una situación irregular que exige la inmediata intervención del Gobierno Federal, para evitar el mantenimiento, por parte de la Standard Oil, de derechos cuya concesión adolece de insanables vicios de nulidad, evitando así gravísimos perjuicios a la Nación. La Suprema Corte resolverá el juicio que la Standard Oil Co. ha promovido a la provincia de Salta, cuyo actual gobernador, doctor Julio Cornejo, en pocos meses de gobierno a dictado decretos que restablecen el imperio de las leyes violadas, salvaguardando así con ejemplar energía el rico patrimonio petrolífero de la Nación.
La gravedad extrema de inauditos hechos denunciados en Salta y la actitud de la Standard Oil Co., pretendiendo levantar resistencias a los propósitos de interés nacional, despertando localismos que no pueden existir, deciden a la juventud universitaria de Buenos Aires, a dirigirse al H. Senado, como lo hiciera el ano pasado a la H. Cámara de Diputados, para solicitar el mas pronto estudio y despacho del proyecto del régimen legal del petróleo, federalizando los yacimientos que existen en la Nación.
La federalización de los yacimientos de petróleo evitara al país dificultades que es fácil prever y la riqueza petrolífera solo producirá así beneficios a las provincias y a la Nación. La necesidad ineludible de que el Poder Central administre los yacimientos de combustible líquido no involucra desconocer a los Estados Federados los derechos que tienen a la participación de los beneficios en las explotaciones que se realicen en sus jurisdicciones.
Señor Presidente: desde 1913 hasta 1926, fecha del último dictamen de la Comisión de Industrias y Comercio de la H. Cámara de Diputados, se han presentado a este cuerpo dieciséis proyectos relacionados con la cuestión petrolífera, contando ellos con cuatro despachos de comisión. En las ultimas sesiones del ano próximo pasado el proyecto de ley del Petróleo sancionado por la H. Cámara de Diputados y enviado en revisión al H. Senado, motivo un voto de este elevado cuerpo en el sentido de que el proyecto referido fuera estudiado durante el receso, con el fin de poder considerarlo en las primeras sesiones del corriente año. Estas circunstancias, unidas a la gravedad cada vez mayor del problema hace inexplicable que aun no se haya sancionado una ley que es requerida insistentemente por la opinión pública.
Confía la Federación Universitaria que el acendrado patriotismo y el más caro interés en bien del país, hará que los miembros del Honorable Senado se decidan a completar la obra comenzada por la Cámara de Diputados, sancionando la ley que se reclama.
Saludamos al señor Presidente con las expresiones de nuestra consideración mas distinguida. —

Vicente Marquez Bello (Presidente). — Arturo Drago- Netti (Secretario).

















Fuente: Hipólito Yrigoyen "Pueblo y Gobierno" Politica Emancipadora Reforma Patrimonial Volumen II Petróleo, Editorial Raigal, 1953. Recopilación hecha por Roberto Etchepareborda y Tito Leoni. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario