Páginas

viernes, 9 de noviembre de 2012

Menchaca-Caballero: "Plataforma de Gobierno" (26 de marzo de 1912)


Señores delegados:

Conciudadanos:

Grata tarea para mi espíritu, conciudadanos, es esbozar mi programa de candidato delante de vosotros, que seréis los gobernados y confundidos todos juntos a la mas alta representación del partido en la República, encabezada por el distinguido y prestigioso jefe que a través de los últimos tiempos, ha sido la encarnación en el ambiente político de las aspiraciones democráticas.
Grata tarea la mía y la cumplo con inmensa satisfacción y como un deber impuesto.
Yo entiendo  que el Partido Radical en el gobierno no hará más que la obra presente, la obra del porvenir y dentro de la amplitud de su programa, caben todas las iniciativas del programa, caben las iniciativas del progreso en sus diversas y múltiples manifestaciones.

1- Atenderé, entonces, la justicia, adaptándola a las exigencias sociales y ponderando sobre todo la rapidez y la economía; 

2- Procurare establecer también el régimen municipal autónomo y electivo; tratare de regular y fiscalizar la percepción de los impuestos, buscando siempre disminuir en cuanto de mi dependa aquellos que afectan los artículos de primera necesidad, y si fuera posible suprimirlos totalmente, satisfaciendo en esta forma las verdaderas necesidades del pueblo; 

3- Haré de las policías la institución que garantice el orden y el respeto de los ciudadanos: 
me impondré la tarea, bien penosa por cierto de la confección del catastro, cuyos beneficios servirán para el desenvolvimiento de un trazado científico de puentes, caminos e irrigación; 

4- La reforma de la Constitución será también un problema que se resolverá en mi gobierno en armonía con las formulas nuevas que se imponen ante las exigencias de la época; 

5- Mi temperamento de maestro me obligara a hacer de la Provincia la primera en la escuela e instituiré como un convencimiento personal la escuela del pueblo con el pueblo; tratare de que las poblaciones de la campaña y aun los rincones mas apartados de la Provincia ostenten como un lujo impostergable, el edificio escolar, construido de acuerdo con las mas exigentes reglas de la pedagogía moderna; caracterizare en los planes de estudio la verdadera escuela nacional, que tienda a infiltrar en el espíritu del niño, las virtudes cívicas del futuro ciudadano; superiorizare el estado espiritual del maestro, fomentando en cada escuela la biblioteca publica, que tanto se necesita y que llegara, mediante la acción gubernativa y publica, a producir la conjunción sólida y definitiva del hogar y de la escuela; la educación profesional, lo mismo para hombres y mujeres y la superior, será debidamente atendidas con el mismo celo y dedicación que la instrucción primaria, afirmando la armonía que debe existir en el desarrollo material, moral e intelectual en todo el territorio de la Provincia y la higiene publica y salubridad tendrán un decidido defensor. 

Todas las iniciativas que signifiquen un adelanto y un progreso, vengan de donde vinieren, serán apoyadas y favorecidas con toda decisión por la acción de los poderes públicos. 

6- Influiré para que se dicten leyes de protección positiva al trabajo y a las industrias ganaderas positiva al trabajo y a las industrias ganaderas, fabriles y agrícolas. 

7- Impediré y condenare la intromisión del gobierno en las luchas comiciales y llamare al pueblo a que ejercite libremente el más sagrado de los derechos ciudadanos: el derecho del sufragio. 
Pero antes de acometer esta obra de verdadera labor y fecundas iniciativas, trataré de imponer en la administración medida moralizadoras, que corten y terminen de una vez el periodo de las grandes complacencias y desgobierno, la más amplia publicidad de los actos y cuentas de la administración, dando a conocer la inversión de los caudales públicos. 

Conciudadanos: 
El partido radical llegara al gobierno de la provincia sin rencores ni odiosidades: respetara siempre las instituciones y los hombres que lo merezcan, pero allí donde se asome la inmoralidad, habrá la dureza y la energía necesarias para extirparlas. 
El Partido Radical no puede hacer y no hará círculos en el gobierno, como que no puede realizar lo que ha censurado siempre. 
Todos los hombres honestos y competentes serán llamados a colaborar en la gran obra de reparación en que estamos empeñados. 

Conciudadanos:
El partido radical llegara al gobierno de la provincia sin rencores ni odiosidades: respetara siempre las instituciones y los hombres que lo merezcan, pero allí donde se asome la inmoralidad, habrá la dureza y la energía necesarias para extirparlas.
El Partido Radical no puede hacer y no hará círculos en el gobierno, como que no puede realizar lo que ha censurado siempre.
Todos los hombres honestos y competentes serán llamados a colaborar en la gran obra de reparación en que estamos empeñados.

Conciudadanos:
Si me hubiera sido posible suprimir el programa esbozado en este momento, lo hubiera hecho precisamente, teniendo en cuenta que lo que el pueblo necesita no son las promesas halagadoras de los candidatos, sino la acción fecunda y verdadera de los gobernantes.

Radicales de Santa Fe:
Estamos en el momento culminante de la lucha, en donde el régimen viejo, por una ley evolutiva, se aleja para dar paso a la tendencia moderna, que se impone exigida por el progreso mismo de los acontecimientos.
Tened presente la responsabilidad contraída ante los correligionarios y ante el mismo pueblo de la República  y aunad en esto instantes solemnes todos los esfuerzos, todas las voluntades para que en los comicios del 31 surjan ungidos por el voto popular, no las personas de los candidatos sino los candidatos del viejo partido luchador. He dicho.


Dr. Manuel J. Menchaca.
























Fuente: Diario SANTA FE, Martes 26 de Marzo de 1912.

No hay comentarios:

Publicar un comentario