Páginas

miércoles, 4 de abril de 2012

Francisco Rabanal: "A un año del gobierno del Dr. Illia" (julio de 1964)

El clima de paz y libertad posibilitó la recuperación del prestigio internacional.
 
—Mi juicio es un enfoque necesariamente comprometido por ser protagonista de un aspecto importante de la gestión común que lleva a efecto un grupo de hombres, y se refiere apenas a algo más de seis meses de gobierno que, en mi opinión, dejan un amplio saldo favorable en favor de los sagrados intereses de la Nación.
En lo moral, en primer término, se ha cumplido en todos los órdenes con la palabra prometida al pueblo. La anulación de los contratos petroleros, la creación de una política eléctrica nacional, por cuya aplicación luché permanentemente en el Congreso de la Nación, la reapertura de ramales ferroviarios clausurados, la vigorosa iniciación de las obras de saneamiento del aglomerado bonaerense, la respetuosa custodia de los derechos individuales y de las autonomías provinciales, la reforma a la carta orgánica del Banco Central; son algunas de las medidas que rápidamente acuden a mi mente para demostrar la responsable y ética conducción de los negocios del país por parte del actual presidente de los argentinos.

—¿Estima usted que se ha logrado la pacificación nacional?
—El hecho de que vivamos un clima de paz y libertad, sin temores, sin odios ni revanchas, ajenos a la presión de factores de poder, ha hecho posible la recuperación del prestigio internacional y el respeto de los hombres de América y el mundo. De esto da fe la magnífica acogida dispensada a nuestro ministro de Economía, doctor Blanco, en Europa, y el hecho de que se señalara a nuestro país en la Conferencia de Comercio y Desarrollo de Ginebra como vocero de Latinoamérica en mérito a los altos propósitos de comprensión logrados en la histórica reunión de Alta Gracia.

¿Qué puede agregar sobre el abastecimiento y la carestía de la vida?
—Vale la pena destacar que, entre las preocupaciones de tipo popular, fue meta decisiva de este gobierno luchar permanentemente contra el aumento del costo de la vida. Es conveniente recordar al respecto que este gobierno no aumentó impuestos, servicios, transportes, fletes ferroviarios ni combustibles. Impidió en cambio el aumento de las tarifas eléctricas, verdadero multiplicador de costos y, esencialmente, ha tratado de lograr soluciones económicas que pongan término a la difícil situación que atraviesan los sectores de menores ingresos del país.
El pueblo tiene conciencia de todo esto, como de la serie de males que el actual gobierno heredó.














 







Fuente: Revista Panorama Julio de 1964 de Jorge De Angeli en "Illia al año de su Elección" Entrevista al Intendente de la municipalidad de la Ciudad de Bs. As.

No hay comentarios:

Publicar un comentario