Páginas

sábado, 3 de marzo de 2012

Hipólito Yrigoyen: "Fiesta Nacional el 12 de Octubre" (4 de octubre de 1917)


Buenos Aires, octubre 4 de 1917

Visto el memorial presentado por la Asociación Patriótica Española, a la que se han adherido todas las demás sociedades españolas y diversas Instituciones argentinas, científicas y literarias, solicitando sea (declarado feriado el día 12 de octubre, y 

Considerando:

1° Que el descubrimiento de mas trascendencia, que haya realizado la humanidad a través de los tiempos, pues todas las renovaciones posteriores se derivan de este asombroso suceso que al par que amplio los lindes de la tierra abrió insospechados horizontes al espíritu;

2° Que se debió al genio hispano —al identificarse con la visión sublime del genio de Colon— efemérides tan portentosa, cuya obra no quedo circunscripta al prodigio del descubrimiento, sino que la consolido con la conquista, empresa esta tan ardua y ciclópea que no tiene términos posibles de comparación en los anales de todos los pueblos;

3° Que la España descubridora y conquistadora volcó sobre el continente enigmático y magnifico, el valor de sus guerreros, el denuedo de sus exploradores, la fe de sus sacerdotes, preceptismo de sus sabios, las labores de sus menestrales; y con la aleación de todos estos factores, obro el milagro de conquistar para la civilización la inmensa heredad en que hoy florecen las naciones a las cuales ha dado, con la levadura de mi sangre y con la armonía de su lengua, una herencia inmortal que debemos afirmar y mantener con jubiloso reconocimiento,

El Poder Ejecutivo de la Nación 

Decreta:

Art. 1: Declarase fiesta nacional el 12 de octubre.

Art. 2: Comuníquese, publíquese, desé al Registro Nacional y archívese.


Yrigoyen,  Ramon Gomez, Domingo Salaberry, Federico Alvarez de Toledo, José Santos Salinas, Honorio Pueyrredón, Elpidio Gonzalez, Pablo Torello.





























Fuente: Hipólito Yrigoyen "Pueblo y Gobierno" Tomo IV La Función Argentina en el Mundo, Volumen I Americanismo, Editorial Raigal, 1955.

No hay comentarios:

Publicar un comentario