Páginas

viernes, 6 de enero de 2012

Marcelo T. de Alvear: "No puedo oponer más que la altiva protesta de mi silencio" (30 de julio de 1931)

Los graves acontecimientos producidos en los últimos días, algunos de los cuales son de público conocimiento y otros ignorados por el pueblo, me obligan a dirigirme a la Junta Reorganizadora del Radicalismo para poner en su conocimiento que debo abandonar las tareas
con que me honró el cuerpo. El Gobierno de Facto, usando un expediente al margen de toda norma elemental de consideración y equidad, me ha notificado que debo abandonar el país en un plazo perentorio.Quedando en el interín, detenido en mi alojamiento.
No puedo oponer hoy a este gesto inconcebible, más que la altiva protesta de mi silencio, ya que en estas circunstancias es excusado mencionar ninguna otra actitud posible, fuera la reorganizacion del radicalismo que emprendiera bajo felices auspicios la Junta que presido. Para alcanzar ese próposito no le ha bastado querer complicar gratuitamente a los dirigentes de mi partido en acontecimientos militares que ignoraban y que no han entrado en la órbita de su actividad pro-reconstrucción partidaria,
sino que violentamente expulsa del país a gran número de hombres que tomaron sobre sí, desinteresadamente, la tareaa de encauzar el Partido Radical, y por ende a la Nación en la senda de su reorganización nacional.




















Fuente: EL ORDEN, Viernes 31 de Julio de 1931

No hay comentarios:

Publicar un comentario