Páginas

martes, 14 de diciembre de 2010

Manifiesto: "Al pueblo de la República" (30 de marzo de 1916)

 Buenos Aires, marzo 30 de 1916.

La solemnidad de estos momentos reclama nuevamente la palabra serena con quela Unión Cívica Radical ha hablado al sentimiento público en horas intensas y únicas para la Patria. Su voz cobró siempre valor de sinceridad, como que es el eco de los acentos íntimos de la Nación. Por ella y para ella se planteó la reclamación más imponente que haya jamás vinculado con solidaridades tan altas, a los hijos de esta tierra.
La Unión Cívica Radical es la Nación misma, bregando hace veintiséis años para libertarse de gobernantes usurpadores y regresivos. Es la Nación misma, y por serlo,caben dentro de ella todos los que luchan por los elevados ideales que animan sus propósitosy consagran sus triunfos definitivos. Es la Nación misma, que interviene directamente en la lucha cívica, con el propósito de constituir un gobierno plasmado a imageny semejanza de sus bases constitutivas, principios e idealidades.
No es, por consiguiente, un partido político que reclama sufragios para sí mismo; es el sentimiento argentino que, ahora como antes, y como siempre invoca su tradición de honor y de denuedo, y despliega su bandera intacta, para que a la sombra de ella se agrupe nuevamente la dignidad argentina, que no puede, que no debe, sufrir más menos cabos.
El país quiere una profunda renovación de sus valores éticos, una reconstitución fundamental de su estructura moral y material, vaciadas en el molde de las virtudes originarias.
Es, pues, el actual momento histórico, de la más trascendental expectativa. O el país vence al régimen y restaura toda su autoridad moral y el ejercicio verdadero de su soberanía,o el régimen burla nuevamente al país, y éste continúa bajo su predominio y en un estado de mayor perturbación e incertidumbre.
De modo que, en la contienda electoral del 2 de abril, se juegan los destinos de la Nación, y es en ese concepto que la Unión Cívica Radical incita a todos los argentinos al sagrado cumplimiento de sus deberes ciudadanos.


Presidente del Comite Nacional:  José Camilo Crotto                           
Secretarios: David Luna, Luis  Álvaro Prado



                                                                                      















Fuente: BIBLIOTECA DEL PENSAMIENTO ARGENTINO / IV Tulio Halperín Donghi
Vida y muerte de la República verdadera (1910-1930)

No hay comentarios:

Publicar un comentario